TLCAN cambiaría su nombre en renegociación: Wilbur Ross

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, señaló que Estados Unidos no ha tomado una posición aún sobre si desea preservar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como acuerdo trilateral o bilateral, pero de darse el primer caso sería rebautizado.

“No hemos tomado una decisión de cuál va hacer la forma, si será una continuación trilateral o dos acuerdos paralelos, simétrico bilaterales. En este momento estamos pensando en la sustancia más que en la forma”, dijo Ross a un programa de televisión.

Ross destacó que la meta de Estados Unidos es actualizar el acuerdo, vigente entre Estados Unidos, México y Canadá desde 1994, restablecer un sentido de balance en el comercio y potenciar las exportaciones estadunidenses.

“Se necesita restablecer ese balance y hacerlo no sólo comercio libre sino justo, así que si es un trilateral, le agregaremos otra “F”, al NAFTA: Tratado de Comercio Libre y Justo de América del Norte (NAFFTA), dijo aludiendo a sus siglas en inglés (North American Free and Fair Trade Agreement).

Ross señaló que la meta de la administración del presidente Donald Trump es completar sus objetivos comerciales para finales de 2017, pero dejó en claro que no quiere apresurar el proceso.

“Algo más importante que la fecha exacta es hacer lo correcto. Y uno de los peligros de las negociaciones multilaterales, porque son muy complejas, que la gente se esmera en lograr ‘un acuerdo’ en lugar de hacer ‘el acuerdo’. No vamos a caer en esa trampa”, subrayó.

Sobre el TLCAN, Ross comentó que es un acuerdo viejo, que no había una economía digital cuando empezó, ni mucha actividad en el sector de servicios como existe ahora y que es tan importante –dijo—para la economía estadounidense.

“En el peor de los casos es anticuado y hay muchas cosas erróneas”, indicó.

Ross puso por ejemplo el hecho de que se limitaron las reglas de origen a un cierto porcentaje de partes automotrices individuales, pero hizo notar que en este momento algunas de esas partes ya no se usan debido a la evolución de la tecnología de los autos.

“Así que hay muchas imperfecciones de ese tipo que necesitamos corregir. Y sobre la marcha, el propósito será reducir el déficit de nuestra balanza de pagos e incrementar el comercio total”, expresó.

Por otra parte, señaló que la reunión de la semana pasada con su contraparte de México, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, fue para “tratar de bajar la temperatura” y posponer una acción de Estados Unidos por el supuesto “dumping” de azúcar mexicana.

“Eso quiso ser un gesto de buena voluntad antes de que empecemos con el TLCAN, porque dos millones de mexicanos trabajan en esta industria azucarera, es una enorme empleadora”, dijo Ross.