Salario justo, califica mitad de empleados en México

Más de la mitad de los trabajadores en México cree que recibe un salario justo, comparado con los empleados que tienen funciones similares -ya sea en su empresa (57%) o en otras organizaciones (60%)-, según reveló el Estudio Global de la Fuerza Laboral de 2016, de Willis Towers Watson, empresa de consultoría, corretaje y soluciones.

El estudio Global de la Fuerza Laboral en el que participaron 31 mil empleados de todo el mundo e incluyó a 704 trabajadores de México, destacó también que mientras el 60% cree que recibe un salario justo en comparación con otros en puestos similares de otras empresas, el 18% opina lo contrario. Del mismo modo, el 57% siente que recibe un salario justo en relación a los trabajadores de su compañía con puestos similares, en tanto que el 18% está en desacuerdo.

“La equidad salarial se está convirtiendo rápidamente en una gran prioridad para los empleadores, sobre todo porque el salario base sigue apareciendo entre las razones más citadas por los empleados a la hora de empezar o dejar de trabajar en una empresa,” comentó Claudia Álvarez, directora de Talento y Compensaciones para Willis Towers Watson México.

“Para los empleadores hay mucho en juego, pero también hay lugar para las mejoras. La percepción de los empleados que reciben un salario justo se relaciona fuertemente con su compromiso, lo cual a la vez impulsa la productividad general y, en última instancia, el desempeño financiero”, afirmó.

Sin embargo, no son tantos los empleadores que han preparado el terreno para garantizar que los trabajadores reciban un salario justo. De acuerdo al Estudio Global sobre Gestión de Talentos y Compensaciones de 2016, realizado también por la consultora, y que abarca los resultados arrojados por más de 2 mil empresas de todo el mundo, incluyendo a 144 de México, indica que solo la mitad de los empleadores (76%) cuenta con un proceso formal que asegura la equidad en la distribución de la remuneración.

Pero, ¿cómo se determina el salario?

El Estudio Global sobre la Fuerza Laboral también reveló hasta qué punto los empleados entienden cómo se determina su salario base y cómo se constituye su remuneración total en comparación con otros. Solo dos tercios de estos (69%) afirma entender cómo se establece su salario y menos de 7 de cada 10 dicen entender cómo se compara su remuneración total con la del empleado típico dentro de su empresa (64%), y con la del empleado típico en otras (59%). Cuando las organizaciones comiencen a informar los índices salariales de los CEO y los salarios del empleado medio, estos no contarán con un contexto adecuado para interpretar estas cifras.

“Los empleadores van a tener que dar respuesta a la creciente necesidad de mostrar una mayor transparencia en los sueldos, dado el aumento en la expectativa de la apertura en cuanto al salario y la equidad salarial. Ahora gracias a Internet es más sencillo reunir datos sobre los distintos salarios y enterarse así cuánto ganan otros empleados en puestos similares, pero antes de aumentar la transparencia sobre los salarios, los empleadores van a tener que asegurarse de que sus programas se diseñan, administran y cumplen de manera eficaz”, señaló Álvarez.

Los empleadores parecen reconocer que sus programas de salario son parte del problema. Poco más de cuatro de cada diez (44%) ya ha tomado medidas, o planean o consideran tomar iniciativas para cambiar los criterios para dar aumentos en el salario base. Pero los resultados de los estudios señalan que las empresas tienden a responsabilizar a los gerentes, al menos en parte.

Solo un 57% dijo que estos ejecutan adecuadamente los programas de salario base y alrededor de una décima parte (10%) se mostró en desacuerdo con la afirmación de que los gerentes son eficaces para reflejar adecuadamente el desempeño en las decisiones de pago.

“Hoy más que nunca, es sumamente importante la comunicación efectiva con los empleados sobre el tema de los salarios. Algunos estados ya han adoptado leyes que regulan la equidad salarial, y es probable que la divulgación de los índices salariales de los CEOs alimente las preocupaciones, cada vez mayores, sobre la equidad salarial y la comprensión de los empleados en estos temas. Los empleadores deben aprovechar esta oportunidad para realizar análisis tanto de la competitividad de los mercados externos como de la equidad interna, y desarrollar un plan de acción para resolver los temas de igualdad salarial. Aquí debería incluirse la capacitación a gerentes en el tema de la comunicación para garantizar que tengan las herramientas y recursos para comunicarse eficazmente con los empleados sobre el tema de las oportunidades y decisiones de pago,” señaló Kate Van Hulzen, líder de prácticas globales para la Gerencia de Comunicación y Cambio de Willis Towers Watson.