Reforma de infraestructura en EU costará un billón de dólares

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió reducir la burocracia para acelerar la aprobación de proyectos de infraestructura y dijo que su reforma para modernizar carreteras, túneles y puentes, una de las promesas de su campaña electoral, podría costar más de un billón de dólares.

Trump, quien era un mediático empresario antes de ser elegido presidente en noviembre del año pasado, no entregó más detalles sobre esta cifra o de dónde provendría durante una reunión en la Casa Blanca con 50 presidentes ejecutivos y otros líderes empresariales.

En ese sentido, la secretaria de Transporte de Estados Unidos, Elaine Chao, dijo que planea lanzar un paquete legislativo en mayo. Los inversionistas están cada vez más escépticos de que el plan pueda lograr la aprobación este año en un Congreso controlado por los republicanos, que tradicionalmente se cuidan de hacer grandes gastos.

No obstate, Donald Trump detalló que construir una autopista puede requerir docenas de aprobaciones y tomar de 10 a 20 años, un proceso que prometió acelerar. Aseguró además que no financiará proyectos que no puedan iniciarse dentro de 90 días.

El director del Consejo Económico Nacional, Gary Cohn, comunicó a los ejecutivos de empresas que la privatización del control del tráfico aéreo, que el Gobierno propuso en marzo al diseñar su presupuesto, "es probablemente la cosa más emocionante que podemos hacer".