Rendimientos negativos en las Siefores ¿Por qué?

LAURA BECERRA RODRÍGUEZ
Integrante de la Comisión de Finanzas y Sistema Financiero del Colegio de Contadores Públicos de México

Si revisaste tu estado de cuenta de Afore al cierre del 2016, se habrás dado cuenta que tu saldo presenta una disminución, es decir se presentó otro período de minusvalías en las Siefores.

Primeramente vale la pena comentar que la economía nacional ha tenido un período de gran incertidumbre en los últimos meses. Así continuará, porque el entorno internacional es preocupante, se espera una acentuada volatilidad en los mercados financieros; con varias economías del mundo con crecimiento bajo, lo que afectará a otras economías del mundo, debido a la globalización, es decir a que el comercio internacional esta interconectado y que son dependientes entre sí, en este sentido, la economía mexicana dependerá en gran medida de cómo evolucione la economía de Estados Unidos, dada la dependencia comercial, en el que las exportaciones del país oscilan en promedio el 82% del total.

De igual manera los aspectos políticos han cobrado gran relevancia, debido a la elección y toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos de América, y su empeño en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en las que busca un proteccionismo comercial y con ello realizar grandes cambios en las políticas internacionales, con lo que alteraría el orden geopolítico mundial. La reforma fiscal que está considerando realizar, así como los ajustes en la política monetaria la Reserva Federal.

En México, se prevé una disminución del gasto público y una contracción de los ingresos. Se estima que seguirán aumentando las tasas de interés, el tipo de cambio continuará con gran volatilidad, traducido en una mayor depreciación cambiaría –Aunque Banxico acaba de implementar coberturas cambiarias como medida para atenuar la depreciación del peso-; estos factores provocarán inestabilidad financiera. Por lo que tendremos un crecimiento moderado del PIB que oscilará entre 1.3% y 2.3% de acuerdo a Banxico.

La administración de los recursos en las Afores

Las administradoras de fondos de fondos para el retiro, están obligadas a efectuar las gestiones necesarias para obtener una adecuada rentabilidad y seguridad en las inversiones de las sociedades de inversión que administra. La Consar es la entidad encargada de regular y vigilar que se cumplan esas metas.

Las inversiones de las Siefores son de plazos de vencimiento de mediano y largo plazo (entre 10 y 30 años), dado que serán utilizados una vez que los trabajadores se retiren laboralmente. De acuerdo con la Consar el promedio de plazo de inversión del Sistema de Pensiones actualmente es del 11.5 años.

Las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro, (actualmente 5), se diferencian entre ellas, por la proporción de instrumentos de renta variable y renta fija con los que integran sus carteras de inversión, ajustadas al perfil de cada trabajador de acuerdo a su rango de edad (actualmente el trabajador ya puede elegir en que Siefore quiere tener sus recursos) y adecuado al régimen de inversión que le corresponda.

Es decir cuando están jóvenes, el horizonte de inversión es a mayor plazo, por lo tanto se puede invertir más agresivamente, en renta variable por ejemplo, con un mayor nivel de riesgo. Conforme avanza la edad del trabajador se invierte de forma más conservadora, y con un menor nivel de riesgo, en instrumentos de deuda generalmente.

Los recursos de los trabajadores son invertidos en las Siefores, en diversos instrumentos de inversión que se encuentran en los mercados financieros nacionales e internacionales, y que su cotización se define por la oferta y demanda como cualquier otro mercado.

¿Por qué se dan las minusvalías en las Siefores?

Una minusvalía es la reducción en el valor de las inversiones por efectos de su valuación. Es decir por la valuación diaria de los instrumentos de inversión que integran las carteras de valores de las Siefores.

El sistema de cuentas individuales está diseñado para reducir el riesgo de pérdida conforme el trabajador se acerque a la edad de retiro y generar rendimientos en el largo plazo, esto se logra con el régimen de inversión, es decir a las reglas que definen los instrumentos de inversión que se pueden adquirir para cada una de las Siefores.

Con la diversificación de inversiones y respetando el régimen de inversión de cada Siefore, con la adquisición de distintos instrumentos de inversión, en diferentes plazos y evaluando los rendimientos que cada uno ofrece, así como con una adecuada administración de los riesgos, se logra una mayor diversificación y con el tiempo mayores rendimientos.

Recordemos que la valuación de las Siefores se realiza de forma diaria y que el precio es contable; se determina una vez que se contabilizaron las operaciones del día: los ingresos, la venta de instrumentos de inversión; los cortes de cupón y pagos de dividendos, así como las provisiones de intereses de los valores que así corresponda; los egresos: compras de instrumentos de inversión y las provisiones de comisiones.

Por último se realiza la valuación de la cartera de valores, es decir se actualizan los precios de los instrumentos de inversión, cuyo precio se obtiene del vector de precios que proporciona un proveedor de precios - que realiza la valuación de instrumentos financieros de manera independiente, lo que genera mayor transparencia en la valuación de activos financieros de las distintas instituciones financieras en México.

El precio de la Siefore resultará de dividir; la suma de los ingresos (activos), comentados en el párrafo anterior, el importe de todos los activos objeto de inversión que integran la cartera, determinado conforme a las disposiciones de carácter general aplicables, y todos sus demás activos y restar sus egresos (pasivos), entre la cantidad de acciones en circulación representativas del capital pagado de la Siefore.

Los rendimientos negativos son las minusvalías en las Siefores causadas por la disminución del precio de las acciones, y en el saldo en el estado de cuenta, dado que los títulos de la SIEFORE se multiplican por el precio y el resultado es el saldo que aparece en el estado de cuenta.

Cabe señalar que los recursos de los trabajadores se invierten en las Siefores, con los que se compran instrumentos de inversión que constituyen las carteras de inversión, mientras que al trabajador se le compran acciones de la Siefore en la que se encuentre al precio del día.

Es importante precisar que no se pueden considerar como pérdidas; es un efecto de la valuación de los instrumentos de inversión que integran la cartera de valores de las SIEFORE, éstos generan un rendimiento diario, por lo que es necesario efectuar una valuación de dicha cartera, para reflejar el rendimiento en el precio de la acción de la sociedad.

Porque baja el precio de los instrumentos de inversión, por ejemplo los Bonos.

Cuando uno compra un bono a 30 años que paga tasa fija del 8%, por ejemplo, en un plazo tan largo pasan muchas situaciones, se puede comprar y vender en cualquier momento.

Pero qué pasa si las tasas de interés suben, hay en el mercado bonos al mismo plazo pero con una tasa de interés fija del 10%, por ejemplo, si quisiéramos vender el bono que paga el 8%, se puede vender pero a un precio menor, para que se pueda compensar la diferencia de tasas de interés entre uno y otro. Se puede decir que el bono del 8% en ese momento vale menos, por lo que en las Siefores se valúan a menor precio esos bonos y se presentan las minusvalías. Si se mantiene el bono a su vencimiento es decir los 30 años, se obtendrá la tasa del 8%, es decir las minusvalías no serán pérdidas. De el mismo modo que pasa si las tasas de interés bajan al 4% el bono se valuará a un precio mayor y las carteras de valores reflejarán plusvalías.

Las minusvalías y las plusvalías no se convierten en pérdidas o ganancias respectivamente, en tanto los instrumentos no se vendan. Quienes deciden si se venden son conjuntamente distintas instancias el Comité de inversiones y el Comité de riesgos que evalúan el entorno económico y las expectativas de las tasas de interés.

Conclusiones

Las minusvalías en las carteras de valores de las Siefores, son temporales, ahora reflejan un saldo menor en el estado de cuenta de los trabajadores, pero no es una pérdida, es un efecto de valuación.

Cabe mencionar que se puede dar dos situaciones en las que las minusvalías se conviertan en pérdidas; la primera es cuando el trabajador decida traspasarse de Afore y reconoce las pérdidas, la otra situación es cuando llegue el momento de retirarse y comienza a tramitar su jubilación. En este sentido es importante mencionar que los trabajadores más cercanos al retiro, tienes tus recursos en la SB0 con instrumentos de inversión de gran liquidez con lo que se disminuye el impacto de las minusvalías. Además, con las modificaciones a la normatividad, el trabajador puede decidir en que Siefore quiere que se queden sus recursos.

Ante la acentuada volatilidad y la incertidumbre imperante en los mercados financieros, es mejor esperar a que se recuperen las Siefores, porque a lo largo de los 19 años de existencia del Sistema de Pensiones se han tenido períodos de minusvalías que se revertido con el tiempo, hasta lograr no solo recuperarse, sino tener buenos rendimientos; actualmente el promedio anual es de 11.84% nominal y 5.92% real es decir descontando la inflación.