Netflix incrementa su contenido original por esta razón

Netflix, la famosa plataforma streaming de contenido en video, ahora nos da una noticia que a muchos no agradará: retirará de su catálogo algunas emblemáticas series que, sin duda, son de gran atractivo entre los usuarios.

Los cambios podrían obedecer a que la empresa busca posicionar sus series originales que también han tenido gran acogida por sus atractivas tramas y temáticas que, en voz de expertos, rebasan por mucho al modelo acostumbrado en la televisión. Netflix estaría busca blindarse ante una paulatina salida de contenidos de otras productoras.

Las series que bajará Netflix son las siguientes:

• How I met your mother (todas las temporadas)
• American Horror Story (temporadas 1 a la 4)
• Bones (temporadas 1 a la 10)
• Glee (todas las temporadas)
• Prision Break (temporadas 1 a la 4)
• 24 (temporasas 1 a la 8)
• Sons of Anarchy (todas las temporadas)
• Modern Family (temporadas 1 a la 6)

CONTENIDO ORIGINAL

Desde 2011, Netflix ha inyectado esfuerzos y dinero para generar producciones originales, con exclusividad en la plataforma. La estrategia funcionó con series como House of Cards, Narcos, Orange is the New Black, Stranger Things, entre otras.

La última apuesta de Netflix se ha convertido en un fenómeno mundial debido a la temática que aborda: el suicidio. Entre críticas y alabanzas, 13 reasons why tiene a todo internet hablando del suicidio de la adolescente Hannah Baker y el entorno familiar, escolar y social que le llevó a tomar esa decisión. Incluso algunos portales de internet ya hablan de una segunda temporada de la serie.

David Wells, director de finanzas de la compañía, aseguraba en septiembre de 2016 que la idea era conseguir que el 50% de su contenido sea propio de Netflix, entendiendo como tal series y películas que ellos mismos han producido o cuyos derechos han adquirido en exclusiva. El otro 50% lo representarían otros contenidos que compran a otras compañías productoras.

Analistas aseguran que Netflix puede estar preparándose para el día en el que estudios descarten vender los derechos de sus series a la plataforma. Contenidos de HBO o, en el caos mexicano, de Blim ya no aparecen en Netflix, y quizá esa tendencia continuaría.