Los herederos del dinero y el poder

Los hijos de los dueños de las grandes empresas mexicanas relevan a sus padres para enfrentar los retos del siglo XXILOS HERMANOS SLIM DOMITCarlos Slim Helú, entre los tres hombres más ricos del mundo según la revista “Forbes”, con una fortuna valuada en 74,000 millones de dólares, decidió dejar en manos de sus hijos el emporio que construyó a lo largo de los años: el Grupo Carso, que comprende a empresas tan importantes como Telmex, Grupo Financiero Inbursa, Sanborns y el consorcio industrial Condumex, entre otras.Desde 1998 ha ido colocando a sus hijos y yernos en puestos estratégicos: Marco Antonio preside Inbursa; Patrick dirige Nacobre; Daniel Hajj –esposo de Vanessa– tomó las riendas de América Móvil y Arturo Elías Ayub –esposo de Johanna– funge como consejero de Sanborns.Soumaya está casada con Fernando Romero Havaux –director de Carso Infraestructura y Construcción– y es vicepresidenta del Museo Soumaya y curadora de la colección.El movimiento más espectacular fue el nombramiento de su primogénito, Carlos Slim Domit, el 19 de abril de 2004, como presidente del Consejo de Administración de Telmex, la empresa más vigorosa de Grupo Carso.Carlos Slim Domit, quien nació en 1967, se casó el 9 de octubre de 2010 con María Elena Torruco. Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac, es consejero de Teléfonos de México, América Móvil, América Telecom, Carso Global Telecom, U.S. Commercial Corp., CompUSA, Grupo Carso y de algunas de sus subsidiarias. Una de sus pasiones es el automovilismo y se le conoce como ‘El Charal’. Confiesa emocionado que una de las cosas más hermosas que le han ocurrido en la vida, es haber donado un riñón a su hermano Patricio.Marco Antonio Slim Domit, en tanto, nació en 1968 y está casado con Ximena Serrano, con quien tiene cuatro hijos. Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac, es presidente y director general del Grupo Financiero Inbursa; presidente de la Fundación Nacional de Trasplantes y del Instituto Carso para la Salud; consejero de Teléfonos de México, Carso Global Telecom, América Telecom, Grupo Financiero Inbursa, Banco Inbursa, Inversora Bursátil y Seguros Inbursa.Patricio Slim Domit, por su parte, nació en 1970 y se casó con María de Jesús Arámburu, con quien tiene dos hijos. Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac, es vicepresidente de Grupo Carso, presidente del Consejo de Administración de Ferrosur, director general en Industrias Nacobre y miembro del Consejo de Administración de Carso Global Telecom, Teléfonos de México, Hoteles Calinda, Grupo Condumex, Empresas Frisco, Sears Roebuck de México, Cigarros la Tabacalera Mexicana, Promotora Inbursa e Industrias Nacobre. Además participa en la revisión de asuntos legales para ayudar a la liberación de personas injustamente encarceladas. Desde 1998 es ganadero de toros de lidia, al convertirse en propietario de la dehesa de Brito, en Tlaxcala.ALBERTO BAILLÈRESAlberto Baillères, presidente del Grupo Bal, quien nació en México, en 1936 tiene una fortuna de alrededor de 11,900 millones de dólares, y opera las empresas de su grupo: Peñoles, la mayor productora de plata refinada en el mundo; Palacio de Hierro, quizá la tienda departamental de mayor prestigio; Grupo Nacional Provincial, la mayor aseguradora en México –con capital 100% mexicano– y Grupo Profuturo, que administra fondos para el retiro (Afore). A ellas se añaden Valmex, Porvenir, Médica Móvil, Aerovics, negocios agroindustrales, de arrendamiento y cría de toros, además del Instituto Tecnológico Autónomo de México, una universidad privada de gran prestigio académico.Alberto Baillères tuvo siete hijos con su esposa Tere Gual: seis varones y una mujer. En diversas ocasiones, ha confesado que los siete compiten por la sucesión, lo mismo que los directivos no familiares de las diferentes empresas.Sin embargo, de sus hijos, Alejandro es quien se perfila para conducir Grupo Bal hacia el futuro. Por ahora, él está al frente de GNP, luego de suceder a Clemente Cabello, quien fue su director general por 22 años. Su hermano Juan Pablo colabora en la división agropecuaria, y Raúl en el corporativo. Javier, Alberto, Mauricio y Teresa, se manejan por separado.El ejecutivo quien se casó con Sofía Aspe –hija del ex secretario de Hacienda, Pedro Aspe Armella– comparte la visión empresarial de largo alcance y no especulativa o de corto plazo que ha mostrado su padre; la creación de valor de empresa que debe derramarse en México, aunque sus actividades sean globales, y la formación de capital humano en una familia, en una empresa o en una nación, que es determinante de su competitividad de largo plazo.En un discurso que pronunció ante aseguradores, señaló: “95% del gasto privado en salud sale del bolsillo de las personas y no de una póliza”, y lanzó estas preguntas:“¿Estamos condenados a un crecimiento mediocre para siempre? ¿Siempre esperando que algo divino pase y cambie nuestro futuro? ¿El responsable del crecimiento es siempre alguien más? Los invito a pasar de pedir, a ofrecer; de conformarnos, a exigir; de criticar, a proponer; de temer, a soñar, y de participar, a involucrarnos…”Habló de la pobreza alimentaria, del futuro, de la responsabilidad compartida de clientes, gobierno, ciudadanos y, en su caso personal, de la aseguradora que él encabeza…Sueño que mis hijos crezcan orgullosos de pertenecer a este gran país y participar activamente en su crecimiento, sumando su espíritu y entusiasmo a hacer de éste, nuestro querido México, un mejor lugar para vivir”.OLEGARIO VÁZQUEZ ALDIRDesde la fundación de la mueblería Hermanos Vázquez hasta la formación del Grupo Empresarial Ángeles (GEA), Olegario Vázquez Raña lidera uno de los grupos empresariales privados más fuertes de México. Aunque ha asegurado en varias ocasiones que no se retirará, ha ido preparando la transición del Grupo a su hijo, Olegario Vázquez Aldir.Él confiesa que la transición de la estructura empresarial levantada por su padre, es un esfuerzo generacional, que ha caminado de manera pausada y ordenada.Olegario Vázquez Aldir heredó la audacia de su padre y con un dinamismo indiscutible ha revolucionado y reestructurado los negocios de la familia. Primero fundó el Grupo Empresarial Ángeles, enfocado a la salud; después se aventuró en el turismo, con los hoteles Camino Real, y más adelante en el sector financiero, desde Grupo Financiero Multiva.En los medios de comunicación resucitó al periódico Excélsior, y apostó por Cadena Tres en televisión abierta y por Grupo Imagen, que integra las estaciones de radio Reporte 98.5 e Imagen Informativa 90.5.Así pues, la empresa familiar se consolida en cuatro sectores pilar: salud, turismo, financiero y medios de comunicación.Sobre la diversificación de empresas, Vázquez Aldir confesó que le gusta la diversificación, pero desarrollada con orden:“En la década de los años 80 se discutía si era más inteligente, desde el punto de vista estratégico empresarial, el llevar a una empresa a la diversificación o mantenerla en la concentración de un sector; nosotros decidimos, a partir de una influencia de algunas corrientes de pensamiento empresaria (Alvin Toffler, gurú del cambio organizacional), en 1995 y 1996, que construiríamos un grupo empresarial que estaría diversificado”.El joven empresario agrega: “Diversificar me gusta, pero en orden… Es importante no incurrir en subsidios cruzados, ser disciplinado; que cada empresa se dé el tiempo de desarrollar una estrategia, que esté cerca de su mercado, y no caer en burocracias absurdas”.De hecho, en sus empresas no se cuenta con una estructura corporativa ni con oficinas centrales.“Creo en la diversificación, pero operada, es decir, en construir un modelo donde trato de quedarme con lo mejor que la diversificación me puede ofrecer, y de quitarme la parte negativa que puede dar. No el más grande derrota al más pequeño, sino el más rápido. Cuando le toca a uno ser el más grande, hay que tener presente que los competidores tratarán de ser más rápidos, creativos e innovadores, porque es una ventaja que pueden desarrollar. Y eso mismo tengo que extrapolarlo en otro sector, como estrategia, entendiendo que en este sector a mí me toca ser el que se mueva más rápido, innovador y creativo.Con apenas 39 años de edad, Olegario Vázquez Aldir se integró formalmente a las firmas familiares en 1996, y las ha visto crecer y consolidarse como aprendiz, gestor y mano derecha de su padre. Hoy es el líder del grupo.Empezó a trabajar a los 16 años en Hermanos Vázquez. A los 22 años terminó la Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana, y después tomó cursos de gerencia en el ITAM y en Estados Unidos.LORENZO ZAMBRANOEl 27 de marzo de 1944 nació en Monterrey Lorenzo Zambrano Treviño, líder de Cementos Mexicanos, una de las compañías cementeras más grandes del mundo, es ingeniero mecánico por el ITESM, con una maestría en Administración.La firma fue fundada por su abuelo en 1906, cuando se construyó la primera planta de cemento en México.Cementos Mexicanos (fusión de Cementos Hidalgo y Cementos Monterrey) no era una gran corporación, cuando Lorenzo Zambrano ingresó a la empresa en 1968, se realizaba una de las primeras operaciones de compra: la fusión con Cementos Maya, fábrica de Yucatán.Ocupó diversos cargos hasta convertirse en director de Operaciones y diseñó la estrategia que hizo posible el crecimiento de Cemex; siete años más tarde fue nombrado director general y la firma hoy opera centenares de plantas propias en once países en cuatro continentes.Su forma de hacer negocio, con lo mejor de la tecnología y estrictos controles de calidad, es una innovación empresarial que se conoce a nivel global como Cemex Way.Hace dos años la multinancional mexicana pasó de ser una empresa centrada, a una en búsqueda de la eficiencia, con lo cual la cementera tiene cubiertos sus vencimientos hasta fines de 2013.Estos cambios, sugieren analistas, son favorables, pues la corporación tendrá una mejor integración e interacción de sus directivos con la Presidencia del Consejo de Administración que encabeza Lorenzo Zambrano; se trata de tener una mayor cobertura internacional, y para tener una mejor toma de decisiones se dividió en seis regiones geográficas. Igualmente, los analistas descartaron que ya se esté pensando en su sucesión; “ésta no sería factible antes de 2014”, afirman.Lorenzo Zambrano nunca se ha casado y su familia la constituyen sus hermanos y sobrinos, con quienes suele pasar su cumpleaños en su casa de Parras, Coahuila, que perteneció a la familia Madero, a la que le unen lazos familiares. Suele descansar en Isla Mujeres en el verano, acompañado por su hermana Nina y sus sobrinos.Es miembro de Citigroup, DaimlerChrysler, Fomento Económico Mexicano, Alfa, Grupo Financiero Banorte, Grupo Televisa, ITESM y del consejo de la escuela de graduados de la Universidad de Stanford.Sus pasiones son los automóviles y el arte. Tiene una colección de autos antiguos y otra de pintura mexicana que incluye obras de artistas contemporáneos, así como de los grandes maestros.Hombre sensible y culto, es miembro del Consejo del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey y con la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, de Gabriel García Márquez, creó el Premio al Nuevo Periodismo.Reemplazó a Eugenio Garza Lagüera como presidente del Consejo de Enseñanza e Investigación Superior, organismo que rige la administración del Tec de Monterrey, además de ser miembro del Consejo Consultivo de la Escuela de Negocios de la Universidad de Stanford, donde cursó la Maestría en Administración.PABLO ROBERTO GONZÁLEZ GUAJARDOClaudio Xavier González Laporte nació en Cananea, Sonora, el 22 de mayo de 1934. Trabajó 10 años en diversas áreas de Kimberly Clark hasta llegar a dirigir la empresa en 1966. En 1973 fue nombrado CEO y empezó a comprar acciones de la firma. Hoy posee la participación accionaria más grande que un mexicano tiene en Kimberly Clark.Ha sido presidente del CEESP, del CCE y del CMHN, amén de consejero de la Presidencia en materia de inversión. Es el empresario que más participa en Consejos de Administración. Entre ellos destacan: Carso, América Móvil, Alfa, Televisa, General Electric, Unilever, Grupo México, Home Depot, Kellogg´s, JP Morgan e International Advisory Council. En 1960, Claudio Xavier se casó con Teresa Guajardo Ortiz, con quien tuvo seis hijos y 16 nietos.El 1 de abril de 2007, Claudio X. González Laporte entregó a su hijo Pablo Roberto la Dirección General de Kimberly-Clark México, a donde llegó “no por ser mi hijo, sino por méritos propios, porque él es capaz de eso y más...”Pablo Roberto reconoce que su padre fue muy estricto y eso era duro, pero hoy reconoce que todas sus enseñanzas son vitales tanto para él, como para su hermano Claudio. “Ha sido un hombre muy trabajador y comprometido con sus metas. Me enseñó con el ejemplo el esfuerzo que tiene uno que hacer para progresar.”Por dos años, Pablo se desempeñó como director general adjunto, donde pudo participar en fórmulas para hacer más eficiente la producción con mayores volúmenes, un programa de reducción y contención de costos.Kimberly-Clark de México tiene ventas anuales son superiores a 22 mil millones de pesos. Es una empresa pública que da trabajo a 8,000 empleados y cuyas acciones cotizan en la BMV y exporta sus productos a 14 países.Pablo González es padre de cuatro hijos a los que educa siguiendo las enseñanzas de su padre, quien le inculcó el valor de alcanzar metas individuales, pero también el de aportar un granito de arena al objetivo común de hacer de México un mejor país.DANIEL SERVITJE MONTULLLa fortuna familiar es cercana a los 3,500 millones de dólares. Panificadora Bimbo empezó en un local facilitado por Daniel Montull, cuñado de don Lorenzo Servitje. Con 34 trabajadores, 10 camiones y cuatro productos –Pan Grande, Pan Chico, Pan Negro y Pan Tostado– su sueño era conquistar el mercado de la Ciudad de México. El famoso Osito, emblema de la compañía, apareció impreso en las envolturas de celofán de aquellos primeros panes de caja.Lorenzo Servitje había apostado por el pan y consiguió, a los 27 años, fundar su negocio. Jamás imaginó que Bimbo se convertiría en una de las empresas con más poder económico del país. En 1980, la empresa empezó a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores, se expandió a Sudamérica y se impulsó un plan de control de calidad llamado ‘Cero Defectos’.Hacia 1997, Daniel, el hijo menor de Lorenzo Servitje, tomó las riendas de Bimbo. Conocía la empresa como la palma de su mano porque desde niño iba a ella: modernizó la estructura empresarial y creó cuatro grandes divisiones: la de panadería, la de botanas, la que atiende los negocios en Estados Unidos y la que coordina la rama latinoamericana; después llevó Bimbo a Europa y Asia.Daniel Servitje anhela que Bimbo siga con los mismos valores que lo ha guiado, “Ojalá siga siendo una empresa mexicana, basada en México; que continuemos creciendo con la misma dinámica que lo hemos venido haciendo; seguramente la composición geográfica tendrá que ir migrando más hacia Asia”. En el plano personal, Daniel desea ser ejemplo para sus hijos, como su padre lo ha sido para él.Bimbo está hoy presente en 18 países, aunque la internacionalización del grupo tiene poco, apenas en 1984 el primer camión de carga cruzó la frontera Norte de México, con la primera exportación de productos Marinela. Cinco años después hacia el Sur, en Guatemala, comenzó a construir la primera planta fuera del país y en 1998, ya con Daniel como director, compró la empresa Mrs. Baird’s, que contaba con 11 plantas y 3,000 colaboradores. En 2005, Grupo Bimbo, adquirió los activos y marcas de El Molino, con 12 sucursales, en transacción complementaria de pastelerías El Globo. Hace tres años, El Molino contaba ya con 16 sucursales, 11 en el área Metropolitana y cinco en el Bajío.En 2011, se consolidó una alianza con Blue Label, empresa especialista en sistemas de pagos, para ofrecer a tiendas de conveniencia un servicio con el que puedan vender tiempo aire para celulares y, en una segunda etapa, realizar pagos de servicios, como luz o agua.En noviembre del año pasado, Grupo Bimbo, anunció la compra libre de deuda de la División de Pan del grupo estadounidense Sara Lee, por 959 millones de dólares; la compra de North American Fresh Bakery incluyó la licencia perpetua de la marca para su utilización en productos de panificación en América, Asia, África y países de Europa de Este y Central, así como una gama de marcas regionales con alto reconocimiento en sus mercados locales.Bimbo tiene 150 marcas, presencia en 17 países y 108 mil empleados. Sara Lee le sumará 13,000 más y 41 plantas medianas en el Centro y el Sureste de EU, que se coordinarán con las 34 plantas que la panificadora mexicana ya tiene en el Noreste.