La Martina, un negocio familiar con visión global

Es una de las firmas de ropa, equipamiento y accesorios de polo con presencia mundial con sucursales en Inglaterra, Shangai, EU, Francia, Brasil, Chile y México
EDNA O. GONZÁLEZ

El empresario de origen italiano Lando Simonetti, es sobre todo un hombre que sabe hacer negocios, un precursor en busca de la innovación que entendió la importancia del deporte en la vida del hombre contemporáneo.

Es así como nace La Martina, hoy en día, una de las firmas de indumentaria, equipamiento y accesorios de polo con mayor presencia en el mundo, con sucursales ubicadas en lugares como Inglaterra, Croacia, Shangai, Budapest, Estados Unidos, Francia, Brasil, Chile y México, entre otros.

En el polo, un deporte de tradición argentina, donde todos los integrantes de la familia participan, Simonetti encontró un nicho ideal de venta, ya que, a su decir, cuenta con muchos aficionados en varias partes del mundo. “Nosotros lo supimos y decidimos ponerle marca a este deporte”, abunda.

El posicionamiento y la rentabilidad de la marca, de acuerdo con Lando Simonetti, se debe más que a una gran estrategia de marketing, al trabajo arduo y disciplinado, así como a la paciencia y el rigor con que poco a poco, desde 1980, “se han ubicado nuestros productos en puntos estratégicos como universidades en Estados Unidos y círculos de importancia donde se practica el polo”.

Desde su origen, La Martina se ha preocupado por “encontrar a los proveedores adecuados, que trabajen con calidad en los diseños que requiere el mercado; donde no sólo había que preocuparse por el porte del jugador, sino también por su comodidad” afirmó el empresario.

Una vez que Simonetti analizó las posibilidades y la potencialidad de la marca en el mundo, se lanzó a la creación de productos técnicos para la práctica de este deporte y vuelve a Argentina, desde donde desarrolla y hace repuntar el negocio.

“La Martina es un negocio familiar donde cada integrante es responsable de determinada área, mi esposa Gachi Ferrari por ejemplo, está encargada del diseño y de todo lo que tiene que ver con la estrategia comercial” comenta Lando Simonetti y agrega, “nuestro principal objetivo no es ganar dinero, sino afianzar nuestros vínculos como familia y difundir la importancia que tiene la misma, para tener éxito en la vida”.

En ese sentido Lando Simonetti afirma con gran satisfacción “la plantilla de la empresa está integrada por alrededor de 250 personas; entre ellas, muchos parientes, primos, sobrinos. Este es un negocio 100% familiar”.

Actualmente, La Martina despliega 90 tiendas en el mundo y espera duplicar el número de locales en los próximos años.

En el marco del acto inaugural de la boutique La Martina ubicada en el centro comercial Antara, el empresario Lando Simonetti afirmó que México es uno de los destinos donde la marca busca continuar creciendo, debido entre otras cosas a que “es uno de los principales mercados en Latinoamérica.

“Latinoamérica empieza en México y termina en la Argentina” considera Simonetti y, en ese sentido celebra la apertura para este 2013 de boutiques en el país, además de las ya existentes; ubicadas en Cancún y Querétaro.

En Twitter: @EdnaOdette