Cuando el precio no lo es todo: consumidor 2.0

El nuevo comprador dejó de ser compulsivo al hacer sus pedidos en línea; ahora, presta más atención a los detalles, y es más atento en sus transacciones
CARLOS MARTÍNEZ*

En un mundo totalmente digitalizado, el acceso a la información se ha democratizado de tal modo que todos somos consumidores potenciales. Este fenómeno nos lleva a preguntarnos cuál es el perfil actual del consumidor online, y qué características lo definen, pues con esto sabremos hacia quién y cómo dirigir nuestras estrategias de comercio electrónico, y determinar las mejores formas de comunicar nuestro mensaje para que sea verdaderamente efectivo.

Para empezar, el llamado consumidor 2.0 ya no únicamente “consume” productos o información, sino que también los genera, comparte e interactúa con otros como él, e incluso quiere ser partícipe de la historia de una marca o empresa.

Este nuevo modelo de consumidor dejó de ser compulsivo y oportunista al hacer sus compras en línea: ahora, observamos que presta más atención a los detalles, y es más atento al hacer sus transacciones. Incluso, muchas veces prefiere pagar más por un producto si obtiene beneficios extra, como un menor tiempo de entrega, o una sólida garantía y atención al cliente.

Para las tiendas en línea, este comportamiento es un punto clave, y deben tenerlo en cuenta, pues hoy somos los comerciantes quienes debemos estar al día en el conocimiento de nuestro mercado, para así poder adaptarnos a él en nuestras acciones y lograr un mayor crecimiento para nosotros, y una mejor experiencia de compras para ellos.

Otra característica de este consumidor moderno es que es racional, y se pregunta si los productos le son indispensables antes de comprarlos. Le gusta comparar costos, características y comentarios de otros compradores, y trata de ajustar sus compras a una planificación previa, usando el Comparison Shopping para encontrar la tienda o proveedor que mayor beneficio les brinde.

También valora mucho la experiencia de compra, como lo comentábamos antes, por lo que prefiere comprar en los sitios y con los proveedores con los cuales le fue mejor en facilidad de compra, precios adecuados, tiempos de entrega y servicio al cliente.

Finalmente, este consumidor sabe encontrar promociones atractivas y utilizar las redes sociales; así, es capaz de cruzar toda la web hasta dar con lo que busca, y luego buscar las opiniones de otros usuarios, y compartir su experiencia. Es por ello que las empresas que quieran triunfar en el entorno 2.0 tendrán que vender experiencias, que sean fácilmente compartibles, y puedan difundirse viralmente por tipo de consumidor.

*Gerente General Región Norte de Buscapé Company