Cómo hacer compras seguras online

SILVINA MOSCHINI*

Desde mediados de los ‘60 la tradición manda que el Black Friday o “Viernes Negro”, día posterior al de Acción de Gracias, los comercios norteamericanos ofrezcan grandes descuentos.

Así, millones de consumidores aprovechan este día año tras año y hacen largas filas para disfrutar de las mejores ofertas.

Este año, según un sondeo de la agencia DDB Worldwide, los millennials (la generación nacida desde la década de 1980 en adelante) serán quienes más aprovechen estas ofertas. El 26% de los jóvenes encuestados respondió que tiene planes para comprar en el Black Friday, mientras que entre sus padres sólo el 7% afirmó lo mismo.

Es natural que los integrantes de esta generación compren mucho más que los de la anterior, ya que nacieron conectados y están más alerta e informados para aprovechar estas oportunidades. Además, el 11% de los millennials no sólo buscará las ofertas sino que esperará al lunes, y realizará sus compras online.

Gran parte del comercio hoy en día pasa por Internet y así, desde 2006 se inauguró el Cyber Monday o lunes cibernético, día en el cual las ofertas continúan pero en la web.

Este año se espera que el Cyber Monday marque otro hito en el mundo de las ventas online. Un dato a tener en cuenta es que el 5.7% de las ventas el año pasado provinieron del exterior, una señal de que esta fecha se globaliza e incluso en otras partes del mundo están esperando el lunes para aprovechar las ofertas.

Tanto el Black Friday como el Ciber Monday deben su éxito a que son una auténtica fiesta para los consumidores, que pueden aprovechar descuentos sin parangón. Pero, para poder sacarles el máximo jugo a las oportunidades, es necesario abordarlos con precaución.

Es esperable que el crecimiento de las ventas en el lunes posterior a acción de gracias continúe este año. Por eso lo ideal es recordar los pequeños consejos que deben seguirse para comprar de forma segura.

1. Compra sólo en sitios que ofrecen certificados de autenticación. Sistemas como “Verified by Visa” y “MasterCard SecureCode” permiten sumar una capa extra de protección a sus compras online y garantizar que sus transacciones son certificadas por su compañía de tarjetas de crédito.

2. Procura utilizar tarjetas de crédito en lugar de débito. Las tarjetas de crédito ofrecen protección contra fraudes en caso de denuncia, en cambio, si usted utiliza tarjetas de débito online y alguien accede a sus datos, puede vaciar su cuenta incluso antes de que se dé cuenta de que hay un problema.

3. Si es posible, usa tarjetas de crédito descartables. De este modo, cargas un determinado monto de dinero, y la tarjeta puede utilizarse hasta que la carga se agota. Si te roban la información, los criminales no accederán a datos personales y sólo podrán usar el dinero disponible en la tarjeta.

4. Si es demasiado bueno para ser verdad, sospecha. Las ofertas excepcionalmente buenas pueden ser una trampa para atrapar a compradores desprevenidos que, ante la posibilidad de perderse una oportunidad única, no verifican que se cumplan los recaudos de seguridad necesarios.

5. No confíes en cualquier sitio. Procura comprar en versiones online de marcas tradicionales o sitios que tengan reputación. Ten cuidado con sitios de nombres similares pero escritos de forma diferente o con distinto dominio (por ejemplo .net en lugar de .com)

6. Compra sólo en sitios seguros. A la hora de realizar una transacción online, asegúrate de que el sitio cuente con un sistema de cifrado SSL. Para reconocerlo, se debe verificar que la dirección comience con HTTPS:// en lugar de HTTP://.

7. No brindes información extra. Algunos sitios fraudulentos solicitan datos adicionales que no son necesarios para realizar la compra, como la fecha de cumpleaños. Esta información, combinada con el número de tarjeta de crédito, puede ser muy peligrosa en manos malintencionadas.

8. No compres en computadoras ni redes de uso público. Utilizar el ordenador de un hotel o la conexión Wi-Fi de una cafetería para realizar una compra no es una buena idea, ya que no tienes control sobre la seguridad de la PC ni la administración de la red. Si no re queda otra opción, asegúrate que te desloguee una vez que terminas cualquier operación y que nadie puede verte ingresar los datos de tu tarjeta.

9. Protege tu ordenador. La terminal desde la que realizas compras debe estar protegida por un sistema antivirus y una plataforma anti-malware. Existen incluso programas gratuitos como Ad-Aware.

10. Usa contraseñas fuertes. No repitas tus contraseñas a lo largo de distintas plataformas online, y procure que todas sus claves de acceso incluyan números, letras, mayúsculas, minúsculas y símbolos.

11. Checa periódicamente el estado de sus tarjetas. Al menos una vez por semana, y especialmente después de realizar operaciones online, verifica el resumen de operaciones y movimientos en tus tarjetas de crédito o débito para asegurarte de que no hay ninguna actividad sospechosa.

*Consultora en Internet. Fundadora de la agencia de medios sociales Intuic