Sector manufacturero regional, con mayor competitividad con reforma

La disponibilidad de energía suficiente y competitiva dará un pilar fundamental en la competencia de manufacturas globales a favor del desarrollo de América del Norte, aseguró Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía.

En el marco de la Semana del Emprendedor, el secretario reconoció el trabajo del embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, por su trabajo en el impulso de la economía y el comercio bilateral.

Guajardo Villarreal dijo que México ha comenzado a perder posicionamiento frente a otras regiones del mundo, debido a la falta de políticas públicas adecuadas para enfocar en interés en lo que “en el siglo XXI iba a ser relevante”.

En este sentido, afirmó que la manufactura en América del Norte va a estar basada en tres pilares fundamentales: el primero, una nueva era para la energía, una era donde por fin en Norteamérica será autosuficiente en materia energética y donde “México el día de ayer en un momento histórico después de 70 años de tener su sector energético cerrado a la inversión aprueba una ley que abre nuevos horizontes y nos incorpora a la velocidad y a la tendencia en materia de energía en América del Norte”.

El segundo gran pilar es la tremenda complementariedad de nuestra fuerza de trabajo. Mientras que en Asia países como Corea o Japón verán reducida su fuerza de trabajo en al menos 30%, de aquí en México, al año 2050, la población en edad de trabajar crecerá en un 32% los próximos 35 años. Esto complementa justamente la fuerza de trabajo en América del Norte dando una nueva dimensión a la posibilidad de crecimiento poblacional”

Pero, dijo, el tercer pilar es el más importante para el futuro de la manufactura y de la industria es la innovación.

La innovación y los servicios involucrados en el desarrollo de tecnología para la manufactura hoy representan más de un 25% del valor desarrollado en la industria”

El funcionario celebró la visión y el trabajo del Embajador Wayne, a través una agenda compartida para modernizar las fronteras, agilizar el intercambio comercial, coordinar la logística, y “lo más importante es que creamos una agenda para la innovación y el desarrollo”.

Además, destacó la participación bilateral activa para el emprendimiento de mujeres, los temas de innovación y cooperación en la misma, y los temas para poder impulsar el emprendedurismo.