Ventas en supermercados caen 3.2% en julio

Las ventas en los supermercados cayeron 3.2% en términos reales durante julio, reportó la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad).

En tiendas totales –que incorporan las tiendas abiertas en los últimos 12 meses– el crecimiento nominal fue de 4.7% respecto al mismo mes de 2013.

En medio de un clima de bajo consumo interno y retroceso del poder adquisitivo de la población y con relativos niveles de inflación elevada, en julio las ventas en términos nominales a tiendas iguales –considerando todas las que tienen más de un año de operación– crecieron apenas 0.7 por ciento, en comparación con julio de 2013.

Las ventas a tiendas totales (TT), que se refiere a todas las tiendas, incluyendo las aperturas de los últimos 13 meses, tuvieron una importante desaceleración, mostrando el peor resultado de los últimos nueve años.

Respecto a las ventas nominales anuales, los crecimientos registrados fueron: en 2006 de 19 por ciento; 2007, 13.9; 2008, 11; 2009, 7.4; 2010, 9.3; 2011, 11.5; 2012, 10.8; 2013, 5.1, y 4.5 por ciento acumulado a julio de este año.

Así, las ventas de enero a julio de 2014 ascendieron a 648 mil millones de pesos que, comparadas con el mismo periodo del año pasado, representan un crecimiento de 4.5 por ciento a tiendas totales.

Al cierre de 2013 el organismo que preside Vicente Yáñez reveló que la asociación está conformada por 34 mil 561 tiendas: 5 mil 183 de autoservicio, mil 866 departamentales y 27 mil 512 especializadas.

La superficie total de venta de estos establecimientos suma a la fecha 24.7 millones de metros cuadrados.

Eñ comportamiento del consumo interno se vio confirmado por el indicador de la confianza del consumidor (ICC), que difundió en la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que reportó una baja inesperada en julio de 2.5 por ciento respecto de junio (cifras ajustadas por estacionalidad), con lo cual se "rompió" con la recuperación secuencial que se había registrado de febrero a junio.

En su comparativa anual, el ICC bajó 7.6 por ciento anual, destacando el descenso en el componente que mide la "percepción de los consumidores sobre la situación económica del país dentro de 12 meses", que retrocedió 12 por ciento anual.

También los consumidores consideran que hay menos posibilidades de adquirir bienes duraderos, ya que este componente bajó 5.7 por ciento anual. Para los consumidores el crecimiento de la actividad económica es más bien modesto, mientras la inflación nuevamente se elevó hasta 4 por ciento anual en la primera quincena de julio (mayor a lo esperado), presionada por el repunte del subíndice de precios de los alimentos procesados (5.2 por ciento anual), los productos agropecuarios (5.2 por ciento anual) y energéticos (8.5 por ciento anual).

Por ejemplo, Walmart de México, el jugador más importante de autoservicios en México, reportó que en julio sus ventas en tiendas abiertas por más de un año crecieron 0.8 por ciento anual nominal, lo que resultó por debajo de lo estimado.

Reinaldo Santana, analista de Santander, estimó que las ventas en tiendas abiertas por más de un año se elevaron 1.5 por ciento anual (nominal). De enero a julio Walmart reportó que sus ventas en unidades iguales bajaron 0.5 por ciento anual nominal, lo que refleja la baja también de la confianza de los consumidores.