Robo electrónico, pandemia que llega a México

El robo electrónico –que incluye desde la sustracción individual hasta el mercado ilegal de piezas y artículos electrónicos- se ha convertido en una pandemia que ataca al mundo y que en México causa graves pérdidas a productores, comerciantes y usuarios.

“Muchos de estos estragos pueden prevenirse con la contratación sistemas de seguridad profesionales por parte de las empresas que producen, ensamblan o comercializan productos electrónicos”, dijo el presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, Alejandro Desfassiaux.

Hechos recientes

Hace unos días, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) emitió una alerta en la cual señala que investiga diversos robos cometidos en los últimos meses en el Centro Histórico a establecimientos en los que se venden productos electrónicos.

1.- De acuerdo con las indagatorias, de trata de varios grupos de asaltantes: algunos operan en pareja, otros en grupos de tres o cinco personas, las cuales ingresan a tiendas comerciales para robar:

• Laptops
• Video porteros
• Teléfonos celulares
• Tabletas
• Smartphones y celulares
• Cámaras

2.- En Jalisco, la zona en donde se producen la mayor parte de los artículos electrónicos nacionales y a la que se ha llamado el Silicon Valley mexicano, el fiscal general, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, ha mostrado preocupación no solo por los asaltos a camiones que transportan productos electrónicos, sino por la modalidad de extracción ilegal de las computadoras de los vehículos, que luego se venden en el mercado negro de la electrónica.

3.- En el norte del país y en Bajío, en donde operan diversas maquiladoras de productos electrónicos, los robos de piezas y productos terminados son cometidos no solo por asaltantes sino por empleados como ocurrió a principios de año con un cargamento de computadoras de una empresa japonesa.

4.- Por eso, la Cámara Nacional de la Industria Electrónica y de Tecnologías de la Información (Canieti) ha manifestado su preocupación por el robo de productos electrónicos y según su director en Occidente, Braulio Laveaga Ceceña “cuando la organización de los asaltantes rebasa la capacidad de la autoridad, los más afectados terminan siendo los ciudadanos, quienes deben buscar formas para prevenir los robos”. Incluso el empresario dijo que la inseguridad pone en riesgo los planes de inversión para el futuro.

5.- En Tabasco fue denunciado el robo de 49 tabletas electrónicas donadas por las autoridades para estudiantes, pero en prácticamente toda la República se han detectado robos de este tipo de tabletas y de laptops, por lo que en algunos estados como Puebla, han tenido que poner candados a los productos electrónicos que se entregan a los alumnos.

¿Cómo operan?

En México existen pocos datos sobre la forma de operación de los ladrones de productos electrónicos, pero en Estados Unidos la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, dijo que ya se ha detectado un modus operandi que consiste en que los ladrones roban el celular o la tableta electrónica y le quitan la batería de inmediato para que la policía no pueda rastrear el aparato. Luego le cambian la memoria y lo venden en la calle o en el mercado negro a un precio bajo y ese comprador lo vende en el internet o en persona sextuplicando el precio.

Según esa funcionaria, el robo de artículos electrónicos “se está convirtiendo en una moda, se está volviendo algo popular entre aquellos que buscan hacer dinero rápido y fácil”, no sólo en Washington, sino en Sillicon Valley y muchas otras regiones de Estados Unidos.

La empresa de seguridad cibernética Panda, comentó que el robo de hardware es tan grave por sus consecuencias que, por ejemplo, la pérdida de un ordenador portátil cuesta a las empresas una media de 49 mil dólares, por la información que puede contener.

Y así, en algunos lugares del mundo, una de las vertientes del robo electrónico es la de circuitos integrados y otros componentes electrónicos que se ha vuelto popular en Tailandia, Malasia, Singapur, Taiwán, China y otros países asiáticos en donde ocasiona pérdidas por alrededor de 5,000 millones de dólares anuales, dejando un lastre de 20 mil millones de dólares en cuatro años.

Recomendaciones

Ante esta situación, el presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial señaló que “en general, la cultura de reacción es mayor a la cultura de prevención, por lo que debemos hacer un esfuerzo por fomentar la prevención en todos los sentidos, con el fin de disminuir riesgos y amenazas”.

Por eso recomendó a las empresas que producen, ensamblan o comercializan productos electrónicos:

  1. Certificar a todo su personal, incluyendo a los colaboradores y proveedores externos.
  2. Contratar únicamente empresas profesionales de seguridad privada que capaciten a sus elementos especialmente para actuar en esta industria que exige ciertas especificaciones.
  3. Reforzar la vigilancia en los accesos y áreas de carga, almacén y producción.
  4. Blindar el traslado y entrega de computadoras, tabletas, smarthpones, laptops, circuitos integrados u otras partes de productos electrónicos.
  5. Instalar GPS no sólo en las unidades, sino también en las cajas de mercancías para facilitar su rastreo en caso de robo.
  6. Revisar con frecuencia sus sistemas y procedimientos de seguridad para mantenerlos actualizados.
  7. Incluir nuevas tecnologías en sus sistemas de vigilancia, como por ejemplo, en el caso de plantas, utilizar drones para una vigilancia aérea y constante a lo largo de grandes extensiones.
  8. Informar y capacitar constantemente a su personal sobre las medidas generales de seguridad así como de las políticas a seguir en caso de que alguien sea sorprendido cometiendo un ilícito o siendo cómplice de.

Y también invitó a los ciudadanos a “no comprar mercancía en la ilegalidad, ya que si no hubiera demanda de estos productos, los robos disminuirían en un importante nivel”.