Peña Nieto, 11 reformas y 22 pendientes

ROBERTO FUENTES VIVAR

Este primero de diciembre se cumplen dos años de que el presidente Enrique Peña Nieto asumió el poder. Son dos años que por sus características se han convertido en uno de los períodos más controvertidos de la historia contemporánea.

Por una parte, son dos años de logros, pues el mandatario ha sido capaz de conseguir acuerdos políticos para que se concretaran 11 de las reformas estructurales que se mantenían pendientes o inconclusas desde hace varios lustros.

Por la otra, son dos años en los cuales los pendientes heredados desde hace 30 años (cuando se inició la globalización de la economía mexicana), hicieron crisis y han ocasionado una convulsión tal que, en materia de inseguridad, todo el mundo ha volteado los ojos hacia México.

La iniciativa privada, a través de sus diferentes organismos cúpula y de los propios empresarios, se ha volcado en alabanzas por las reformas estructurales logradas en estos dos años. Sin embargo, aún mantienen cierta prudencia sobre sus alcances y los beneficios que parecían inmediatos han comenzado a postergarse cada vez más.

A continuación, hacemos un recuento de las 11 reformas estructurales que han sido aprobadas y promulgadas, así como de 22 asuntos que permanecen pendientes y gravitando sobre la economía y la política del país.

  1. La Reforma Laboral fue la primera en aprobarse y su idea es flexibilizar el mercado de trabajo, estimulando la formalidad y facilitando que más jóvenes y mujeres puedan desarrollarse profesionalmente.
  2. La Reforma Hacendaria ha sido la más debatida y prácticamente todo el sector privado está en su contra. Hay dos puntos que gravitan sobre ella y que probablemente en un futuro sean echados para atrás: el cobro de intereses a las utilidades y los impuestos para inhibir el consumo. Esta reforma ocasionó que por primera vez en décadas, el sector privado se enfrentara al Poder Ejecutivo Federal.
  3. La Reforma Financiera fue propuesta y aprobada con el fin de que los hogares y las empresas en México cuenten con más crédito y más barato. Incluso integra mecanismos para que se estimule el ahorro y en un futuro puedan descender las tasas de interés que se cobran a los usuarios.
  4. La Reforma en Materia de Transparencia busca otorgarle autonomía constitucional al Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y aumentar sus facultades, además de que, según la Presidencia de la República, facilita la evaluación del trabajo de los servidores públicos y fomenta la rendición de cuentas.
  5. La Reforma Educativa busca –según la Secretaría de Educación Pública- garantizar el ejercicio del derecho de los niños y jóvenes a una educación integral, incluyente y de calidad que les proporcione herramientas para triunfar en un mundo globalizado.
  6. La Reforma Energética es sin duda la que más expectativas ha creado, al grado de que se prevé que sea el pilar del crecimiento económico en los próximos años. Según el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, esta reforma atraerá inversiones por 70 mil millones de dólares. Sin embargo, sus últimos análisis señalan que sus resultados se verán hasta dentro de uno o dos años. Los mexicanos, por su parte esperan que se cumpla la promesa de reducir los precios de la electricidad y los combustibles.
  7. La Reforma Política-Electoral tuvo como propósito consolidar el sistema democrático al promover una mayor colaboración entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, fomentar la participación ciudadana y brindar mayor certidumbre, equidad y transparencia a los comicios. La creación del Instituto Nacional Electoral (con la desaparición de los institutos electorales estatales) apenas será probada en las próximas elecciones.
  8. La Reforma en Materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión fue propuesta para fomentar la competencia y reducir los precios de los servicios. De manera inmediata influyó en que Carlos Slim tuviera que deshacerse de activos. Una de las promesas es que habrá más tecnología al alcance de todos.
  9. La Nueva Ley de Amparo fue sugerida como el mecanismo más eficaz para evitar o corregir los abusos de los poderes públicos. Sin embargo, muchos abogados consideran que mantiene muchos claroscuros, mientras que la Asociación de Bancos de México consideró arbitraria la modificación al artículo 129 fracción XI de la Ley de Amparo, porque deja indefensos a los bancos. Otros sectores afectados podrían ser los concesionarios, en general.
  10. El Código Nacional de Procedimientos Penales es una de las reformas silenciosas, pero su contenido garantiza que cualquier mexicano pueda ser juzgado con los mismos procedimientos, sin importar el lugar del país en el que nos encontremos.
  11. La Reforma en Materia de Competencia Económica tuvo buena acogida por parte del sector privado y de los organismos sociales, pues regula la relación entre las empresas para asegurar una sana competencia, que se traduzca en mayor variedad de productos y servicios a mejores precios.

Los acuerdos políticos

Como puede observarse, se trata del paquete de reformas más amplio de la historia contemporánea del país, con muchas promesas a futuro, pero pocas aplicaciones en el corto plazo. Si bien en principio todos los sectores estuvieron de acuerdo con ellas, hay algunos puntos que son debatibles.

En materia política, los empresarios platican (en privado) que uno de los grandes problemas fue que el presidente Enrique Peña Nieto y los secretarios de Hacienda y Gobernación, Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong, respectivamente, entregaron a la oposición dos de las grandes reformas: al PAN la energética y al PRD la hacendaria.

Desde el punto de vista político, otro de los grandes logros de Enrique Peña Nieto en materia de política interna, fue “El Pacto por México”, un documento que incluye compromisos para todos los sectores.

Gracias a este Pacto pudieron concretarse las reformas estructurales. Se trata de una concertación muy similar a la realizada en “Los Pactos” que ayudaron a gobernar a Miguel de la Madrid (en su fase final), a Carlos Salinas de Gortari y a Ernesto Zedillo, pero fueron eliminados en los gobiernos del PAN.

Dos grandes retos

Una vez aprobadas las reformas estructurales, el gobierno de Enrique Peña Nieto enfrenta dos grandes retos: el crecimiento económico y la inseguridad, de los que en buena medida dependen los resultados de los cambios.

En este sentido, Carlos Slim, considera que lo primero que tiene que hacer el país en este momento es “movilizar la economía. Creo que es la única solución que yo veo, de que tengamos crecimiento y empleo, atendiendo la economía doméstica. Dedicarnos a ver no solamente que exportamos mucho y que importamos mucho, sino al revés, ver qué es lo que tenemos que hacer aquí adentro. Hay que mejorar el ingreso de la población y aumentar la clase media”.

A su vez, otro empresario, Miguel Alemán Velasco, considera que hay que voltear los ojos al mercado interno para superar las etapas de bajo crecimiento como la actual. Concretamente señala que hay varias cosas que hacer para recuperar el crecimiento. Primero, rescatar a la clase media que se ha visto afectada. Segundo, dejar de depender del mercado externo. Si crece la clase media “México despega y nadie lo para”.

El otro de los grandes retos por enfrentar es la inseguridad. Sobre ese tema, el presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, Claudio X. González Laporte es muy claro: “Tenemos que ser realistas, el tema de seguridad no se va a resolver de un día para otro, va a tardar porque es un asunto muy serio, que tiene que ver con drogas. México es un país de tránsito, que está ligado con el alto consumo de drogas en Estados Unidos, además de impunidad y corrupción. Si fuimos capaces de hacer un cambio en el Pacto por México, incluyendo una reforma energética que todos creímos que sería imposible, tenemos que hacer lo mismo con el tema de inseguridad. Hagamos un Pacto por México con respecto a la inseguridad”.

En este sentido, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, también considera que la inseguridad es uno de los principales retos: “para que las implementación de las reformas tenga el resultado deseado, se requiere de un marco jurídico e institucional sólido que ofrezca certidumbre a los agentes económicos y a la población en general. La inseguridad es un cáncer que está acabando con el país”.

Los 22 pendientes Derivados del bajo crecimiento económico y la inseguridad

  1. Estancamiento económico. Aún se desconocen las cifras de crecimiento del PIB de 2014, pero en el mejor de los casos será de 2.5%, lo que significa que en los dos primeros años de gobierno de Enrique Peña Nieto el crecimiento promedio sería de 1.8%, cifra muy por debajo del 6% prometido.
  2. Mercado interno. Muestra un avance lento (.17% en julio, el más bajo en cinco años), debido principalmente a que los hogares carecen de ingresos para impulsarlo.
  3. Inversión extranjera. De acuerdo con los indicadores este año la Inversión Extranjera Directa (IED) será casi 50% inferior a la del año pasado. Hasta el primer semestre, la caída era de 66 por ciento.
  4. Salida de capitales. Durante los dos primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto habrán salido alrededor de 50 mil millones de dólares para invertir o depositar en cuentas del extranjero. Nada más el primer año se fugaron casi 28 mil millones.
  5. Empleo. El propio presidente Peña Nieto festejó que hasta agosto de 2014 se habían creado casi medio millón de empleos formales en lo que iba del año. Sin embargo, la cifra no logra resarcir el déficit, pues se necesitan casi dos millones anuales.
  6. Informalidad. Casi 28 millones de mexicanos se mantienen en la informalidad, a pesar de las campañas que ha realizado desde mediados de 2014 el gobierno federal para lograr su incorporación a la economía formal.
  7. Incertidumbre. De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado prevalece en México la incertidumbre, debido a fenómenos como la inseguridad y algunos medidas adoptadas como la reforma hacendaria.
  8. Construcción. Este sector que antaño fue el termómetro de la economía sigue en picada desde hace dos años, tanto en lo que se refiere a grandes obras como a edificación de vivienda. Muchas de las empresas vivienderas siguen en concurso mercantil.
  9. Campo. Hace más de un año que el presidente Enrique Peña Nieto propuso una reforma al campo para garantizar mayor productividad en el agro. Sin embargo la reforma está en “la congeladora” y casi 70% de los alimentos que consumimos los mexicanos proviene del exterior.
  10. Medio Ambiente. Particularmente 2014 ha sido un año especialmente escandaloso en casos de degradación medioambiental. No sólo estuvo el asunto de Grupo México en Sonora, sino que este tipo de hechos se replica en una docena de entidades y el costo anual de la degradación llega a 985,064 millones de pesos anuales.
  11. Opacidad. Los niveles de corrupción siguen siendo altos. Como ejemplo se encuentra el informe de Gestión Social y Cooperación, que indica que 63 de 182 programas sociales presentan graves problemas de opacidad que impiden estimar su desempeño, por lo que fueron considerados dentro de la “caja negra del gasto social federal”.
  12. Ley Anticorrupción. Uno de los primeros compromisos de la actual administración fue promover una ley anticorrupción. Así lo hizo pero la propuesta se encuentra en el Poder Legislativo. Apenas en octubre el PAN la reactivó con una iniciativa distinta que fue aprobada, en principio, por todos los partidos, pero aún no se convierte en ley.
  13. Educación. Si bien la reforma educativa sienta las bases para una mejor educación, hay aspectos graves como el crecimiento del analfabetismo. Según la SEP, en 2010 había 6.9 millones de analfabetas y el número creció a 7.5 millones en la actualidad.
  14. Programa de Infraestructura. Este programa de 7.7 billones de pesos fue creado para impulsar el crecimiento del empleo. Sin embargo, según el CEESP, no ha logrado incentivar ni siquiera a la industria de la construcción, mientras que muchas constructoras se quejan de que las grandes obras son adjudicadas a empresas extranjeras.
  15. Pobreza. Uno de los lastres que México mantiene desde hace varios años es la pobreza, que se ha sostenido prácticamente sin cambios por varios lustros. Sin embargo, a la pobreza tradicional que sufren más de 50 millones de mexicanos, se ha sumado el empobrecimiento de la clase media.
  16. Pensión universal y seguro de desempleo. La propuesta formó parte de las iniciativas impulsadas por el Pacto por México, sin embargo, no ha sido aprobada del todo por el Poder Legislativo.
  17. Leyes sobre derechos humanos. También el presidente prometió concretar las leyes secundarias en materia de derechos humanos. Los textos han sido discutidos pero no aprobados hasta el momento.
  18. Fuero de funcionarios. Otra de las reformas pendientes es la eliminación del fuero a funcionarios públicos. Ya fue aprobada en la Cámara de Diputados, pero está “congelada” en el Senado. La discusión es si debe o no eliminarse el fuero al Presidente de la República.
  19. Salarios de funcionarios. Uno más de los pendientes es la revisión a la baja de los sueldos que ganan muchos funcionarios públicos. En términos generales los salarios consumen casi el 40% del gasto corriente del gobierno federal.
  20. La reforma del Distrito Federal. Una de las grandes reformas que se encuentra pendiente es la de la capital del país, para que tenga su propia constitución y puedan homologarse las delegaciones y la jefatura de gobierno a los sistemas homologados del país.
  21. Deuda Pública. La deuda pública se ubica en 6.5 billones de pesos y crece a un ritmo diario de mil 622 millones de pesos. Equivale a 36% del valor de la economía nacional. Sin embargo, si se suman la deuda de los estados y municipios y los pasivos laborales, equivale a casi dos veces el PIB.
  22. Inseguridad. Si bien ya hubo avance al crear la Gendarmería Nacional, todavía faltan por organizar muchos puntos en esta materia, como la conformación de un Mando Único a nivel nacional, una Policía Nacional, la depuración de los cuerpos policiacos, no permitir que las policías complementarias realicen labores de seguridad privada, regular los permisos para operar seguridad privada, entre otras cosas.

En términos generales estos 22 pendientes gravitan sobre la economía y la política, pero quizá el mayor de todos los retos es eliminar al crimen organizado y a los poderes fácticos. Si Peña Nieto lo logra en los próximos cuatro años, pasará a la historia como el mejor gobernante de la época contemporánea.