Restauranteros en crisis por alza del dólar

El sector restaurantero en nuestro país tiene una nueva problemática a causa del incremento constante del dólar y es que algunos alimentos han tenido un alza de entre 5 y 10% ya que se importan de un 40 a 50% en este sector.

Los restauranteros saben que el aumento de este gasto extra deben absorberlo ellos mismos, ya que de no hacerlo se produciría una baja considerable en los comensales, sin embargo, para finales de este 2015 se espera que la disminución éste se refleje.

Esta situación permite que las cadenas suministradoras de productos se fortalezcan y las empresas compren ingredientes nacionales.

De acuerdo con el presidente de la Canirac (Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados) “El problema sólo lo advierte en los que adquieran equipos e insumos de importación, además de las deudas que se tengan en dólares”.

Al respecto Eduardo Hernández Socio de restaurantes como Guadaña y Stuffa, y propietario de la red de restaurantes Edualf comenta: “Es por ello que en estos momentos, las industrias mexicanas deberán apoyar a todas aquellas empresas proveedoras, para comprar materia prima e insumos nacionales, en vez de traerlos del exterior, para evitar una abrupta caída.

Como medida precautoria las empresas deberán asumir el incremento para no perder presencia en el mercado y seguir compitiendo, aunque en otras empresas los incrementos se verán reflejados en el precio final para el consumidor.

Recomendaciones

1. Tener la mayor cantidad de suministros en materia prima.

2. Negociar el precio, con una sugerencia de este 2015 para el siguiente semestre y así no se vea reflejada una crisis en el aumento del precio para los comensales en el año 2016.

3. Comprar materia prima nacional, para que la volatilidad económica externa del país no afecte a la industria.

4. Mantenerse en el mercado con una serie de promociones, descuentos o actividades que integren siempre a los clientes y de esta manera tener su atención y consumo.

“No habrá un incremento en el precio para los comensales, se ha negociado para este último semestre del año el precio de la materia prima por lo que no habrá que justificar el incremento en gasto” menciona Hernández.