Educación en línea, situación actual en México

ROLANDO NÚÑEZ-BAZA*

La educación en línea genera la posibilidad de que cualquier persona con acceso a Internet pueda concluir una carrera, cursar un diplomado o complementar su educación de forma fácil y muchas veces gratuita. Por esto, es la modalidad de educación a distancia que más ha crecido en los últimos años. Además, será una pieza fundamental de la educación para todas las edades en el futuro.

Actualmente Internet es el canal que ofrece mejores posibilidades para compartir contenidos educativos. En la red, los estudiantes pueden acceder a todo tipo de recursos para su formación. Las mayores ventajas son el poder estudiar sin tener que desplazarte, generalmente con menores costos, o de forma enteramente gratuita, y además pudiendo interactuar con otros estudiantes.

De acuerdo al Programa PISA 2012 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México existe un promedio de 15.5 estudiantes por computadora en las escuelas, y se documentó que el 60% de los estudiantes utilizaban computadoras en su aula. Hay que considerar que las principales universidades públicas y privadas del país, tales como la UNAM, el IPN, el ITAM, o el Tecnológico de Monterrey, ofrecen diversos programas de educación en línea desde hace varios años.

El acceso a Internet y el uso de las tecnologías de la información en las escuelas ha aumentado en el país. El Inegi señala, con datos del año 2014, que el 38.3% de los hogares mexicanos cuenta con computadora y el 34.4% con conexión a Internet. Por su parte el 49.7% de los usuarios de computadora, la usan como una herramienta de apoyo escolar. Actualmente muchos estudiantes, o profesionistas, utilizan plataformas educativas en línea, como Khan Academy en español, para complementar su educación tradicional o profundizar algún conocimiento específico. Mientras que son muchos los maestros y padres de familia que invitan a los alumnos a realizar ejercicios o actividades en estas plataformas.

La OCDE también publica que en el 2012, los estudiantes de los países miembro pasaron un promedio de 120 minutos al día en Internet, y que en el caso de México los alumnos pasaron un promedio de 80 minutos al día y 91 minutos durante los fines de semana. A esto, podemos agregar que el año pasado los usuarios mexicanos de Khan Academy pasaron en promedio 61 minutos al mes en la plataforma, un 60% más del promedio a nivel global.

Por su parte, el Gobierno de México cuenta con el programa Prepa en Línea-SEP, que actualmente atiende a más de 33 mil alumnos y que de acuerdo al subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, atenderá a 150 mil estudiantes para 2018. Este programa gratuito, busca ampliar las oportunidades educativas a aquellas personas que no pueden asistir al sistema presencial.

Adicionalmente, la Fundación Carlos Slim, que trabaja activamente con nosotros en México, firmó recientemente un convenio de colaboración con la Secretaría de Educación Pública que se centra en poner a disposición del público en general plataformas en línea tales como Khan Academy en Español.

La tendencia es la personalización

A diferencia de la educación tradicional, en donde el contenido se imparte de igual forma a todos, el aprendizaje personalizado le da al estudiante el control. Esto le permite absorber la información a su ritmo y crear su propio camino hacia el conocimiento.

Así, el alumno puede escoger aprender a través de videos, ejercicios, o lecturas, y además seleccionar la cantidad de tiempo que le dedicará a cada tema o materia. Lo anterior, de acuerdo a sus necesidades o estilo de aprendizaje. Sal Khan señala que la clave para el aprendizaje en línea es que cada persona asuma el control de su propia educación. Gracias a la tecnología, actualmente no sólo es posible replicar desde una computadora el tipo de educación disponible en las universidades, además la experiencia puede ser más personalizada y estar disponible cuando el estudiante lo necesite sin importar en dónde se encuentre.

Ante este escenario, aún hay importantes áreas de oportunidad para afianzar la educación en línea en México y desarrollar contenidos y plataformas que puedan proveer una formación de acuerdo a las necesidades e inquietudes de cada usuario. Si queremos que a futuro las nuevas generaciones de mexicanos estén preparados para los retos de una sociedad en constante cambio, la educación en línea debería verse como un complemento necesario a la educación tradicional.

*Director general de Khan Academy para América Latina