La Costeña invertirá “lo que sea necesario” para lavar su imagen

La Costeña, sumida en una grave crisis de imagen pública, está dispuesta a invertir “lo que sea necesario” para lavar su reputación, luego de que circulara y se hiciera viral una fotografía donde empleados simulan orinar sobre la banda de los chiles

“Fallamos en la comunicación”, reconoce el CEO de la empresa familiar con 93 años de historia en el mercado respecto al primer comunicado oficial que lanzó la compañía para apaciguar la ola de comentarios tras la publicación de la famosa fotografía.

Rafael Celorio, director general de la firma, insiste en entrevista con Mundo Ejecutivo que los jóvenes exempleados “jamás orinaron en los chiles, desmentimos esa idea”.

El CEO de La Costeña insiste en desmentir luego de que el primer comunicado oficial pareciera que se reconocía el hecho, aunque no representara los valores de la empresa.

“Es un hecho vergonzoso (la fotografía), salimos a disculparnos de la foto que hizo alguien de nuestra familia. En la Costeña somos muy de hacer familia. Que un miembro de tu familia te haga esto. Estos muchachos no midieron a dónde iban a llegar”, comenta Celorio quien reconoce que se tendrá que trabajar mucho en la imagen de la compañía y trabajar en seguir ofreciendo productos de calidad.

María Álvarez, directora de Mercadotecnia, en la misma entrevista pensó diferente:

No podemos dejar de ver que en las redes sociales circula un montón de mentiras. Por eso salimos a decir qué no pasó. Realmente no va pasar de un chisme, de una broma de mal gusto. El producto nunca estuvo comprometido. Estamos certeros de que no vamos a tener ninguna afectación”

“Impulsaremos un plan de visitas guiadas, en la medida que la gente pueda ver nuestro trabajo, nuestras instalaciones pueda ver el proceso y se quedará más tranquila. Todo esto suscitó una duda y salimos a dar una postura”.

Reacción en Redes Social

A pregunta expresa sobre si La Costeña tardó en reaccionar ante la crisis de reputación que se le vino encima vía redes sociales, la directora de Mercadotecnia comentó:

Estábamos haciendo una investigación interna. Estamos sujetos al photoshop, a editar, hacer memes, etcétera. Cuando tuvimos los elementos para decir qué sucedió, qué es cierto y que no fue cuando salimos a comunicar, a decir cuál era la verdad”

María Álvarez es enfática que es la última vez que se hablará del asunto: “Este hecho ya quedó atrás, tendremos campañas para compartir procesos y reforzaremos nuestra estrategia de comunicación en redes sociales”.

Celorio enfatiza:

No queríamos dar un hecho como cierto, por eso nos tardamos en comunicar, quisimos hablar con la verdad y con elementos en la mano”

Sobre la ambigüedad del primer comunicado, el CEO de La Costeña resaltó que se quiso comunicar de manera tan exacta que se pasó por alto destacar que los jóvenes jamás orinaron sobre el producto.

Y remató:

Tenemos que trabajar más en la comunicación”

La Costeña, según sus directivos, ya cuenta con una bolsa económica para hacerle frente a esta emergencia.

“Habrá un presupuesto, será un costo extra pero lo vamos a hacer”, reconoce Celorio, mientras su directora de Mercadotecnia refuerza: “Invertiremos lo que sea necesario para que la gente sepa que no sucedió”.