¿Qué tipo de inversionista eres?

Invertir, ya sea en una franquicia, negocio propio, activos o bienes raíces, es una acción que implica riesgos; se requiere de una planeación previa y una estrategia definida al respecto con el fin de elegir el modelo de negocio adecuado.

Para esta elección son importantes diversos factores, uno de ellos es definir cuál es el perfil de inversionista al que nos adecuamos. Para empezar, estas son algunas variantes para tomar en cuenta, según Carlos Adams, director de Promoción de Franquicias de Hoteles City Express:

- Edad
- Soltero, casado con o sin hijos.
- Patrimonio con que cuenta
- Conocimiento del negocio
- Tiempo de la inversión
- Tolerancia al riesgo
- Objeto de la inversión
- Rentabilidad deseada
- Que busca en la inversión

De acuerdo con el modelo ideal del negocio existen tres perfiles de inversionista, en los cuales encajar para saber qué tipo de riesgos tomar dentro del mercado o industria a la que se apunte:

Inversionista Patrimonial: Diversifican su portafolio de negocios y apuestan por aquellos modelos de negocio con una visión a mediano o largo plazo. Buscan estrategias de inversión con objetivo de incrementar el capital patrimonial a través de portafolios diversificados y rendimientos superiores a los intereses bancarios o instrumentos de inversión de bajo riesgo. Este tipo de empresarios investigan, hacen un estudio de mercado previo y se asesoran antes de apostar en el proyecto.

Inversionista Conservador: Toman decisiones racionales y apuestan al modelo de negocio de menor riesgo. Son el tipo de inversionista que eligen aquellos negocios o inversiones que les brindan tranquilidad.

Inversionista Institucional:
Operan dentro del sector financiero e inmobiliario principalmente, tienen el propósito de mejorar el rendimiento de sus capitales y conocen el nivel de riesgo que incurren en sus operaciones. Buscan rentabilidad a corto y mediano plazo, les gusta tener el poder de decisión, flexibilidad de salida, prefieren relacionarse con empresas que cuentan con mejores prácticas o un sólido gobierno corporativo y prefieren seleccionar marcas de prestigio.

Por último, Carlos recomienda que cual sea el perfil definido, el sector en el que se invierta la capital, es importante acercarse a aquellas empresas que han mostrado éxito en su crecimiento.