Concamin urge a establecer precios energéticos competitivos

Ante los recientes ajustes en los precios de las tarifas eléctricas, urge que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tengan acceso a energías limpias y precios competitivos, estimó la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El presidente del organismo industrial, Manuel Herrera Vega, dijo que el costo de la energía eléctrica es uno de los factores más importantes para la competitividad del sector industrial en el país.

Por ello, señala, se están redoblando esfuerzos para impulsar el programa de acceso a energías renovables que tiene la Concamin, para que lo más rápido posible las pequeñas y medianas empresas tengan acceso a energías limpias y a precios más competitivos.

Refiere que el acceso a las energías limpias, de acuerdo con las leyes secundarias de la reforma energética, es escalonado y será hasta 2018 que sea generalizado.

“Por lo que la industria confederada mexicana prepara ya el esquema de certificación para todas las Pymes que se integren a este proceso durante 2017 y 2018, el cual coadyuvará a la transición energética en el país”, señala.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Energía de la Concamin, Régulo Salinas Garza, sostuvo que el costo de la energía es un requisito para tener una economía competitiva, y es por ello que el organismo continuará abogando para que en México se tengan precios competitivos.

Las tarifas eléctricas industriales, que se habían mantenido relativamente estables en el año, en los últimos meses han sufrido incrementos, refiere la Concamin en un comunicado.

Comparadas con la del mismo mes del año pasado, señala, la tarifa de alta tensión de noviembre es 23 por ciento más alta.

Explica que los precios de la electricidad en México se ajustan mensualmente por los cambios en los precios de los combustibles consumidos en su generación, y los costos de inversión.

Los precios del gas natural y combustóleo son los que más influyen en la determinación de las tarifas eléctricas, apunta el organismo industrial.

Según precisa, el aumento en las tarifas eléctricas de noviembre se explica en su mayor parte porque el carbón importado subió su cotización 17 por ciento, el gas natural 10 por ciento, el diésel 3.0 por ciento y el combustóleo 2.0 por ciento.

Al analizar el comportamiento de los precios de los combustibles que más afectan a las tarifas eléctricas y del tipo de cambio de los dos últimos años, el gas natural subió 20 por ciento, el combustóleo bajó 53 por ciento, el carbón nacional subió 13 por ciento, el carbón importado subió 24 por ciento, el diésel bajó 21 por ciento, mientras que el tipo de cambio subió 40 por ciento.

En conclusión, el alza en los precios de la mayoría de los combustibles, unido al alza en el tipo de cambio, se ha reflejado como alza en las tarifas eléctricas, de acuerdo con la Concamin.