Energía solar no es rentable, cuestiona Shell

Cuando los ejecutivos de algunas de las mayores compañías petroleras del mundo cuestionan la capacidad de la energía solar para generar dinero en una sala llena de inversores en energía renovable, se siente incomodidad.

Eso es lo que ocurrió en la conferencia Energy for Tomorrow realizada en París, donde los máximos ejecutivos de Royal Dutch Shell Plc y Total SA sostuvieron que la energía solar no es rentable.

“El crecimiento de la energía renovable ha sido notable, pero la capacidad de la industria de ganar dinero en ese segmento ha estado notablemente ausente’’, comentó en el marco de la discusión de un panel el máximo ejecutivo de Shell, Ben van Beurden. “Las 10 mayores compañías de energía solar en conjunto nunca han pagado un centavo en dividendos’’.

Patrick Pouyanne, jefe de Total, concordó. “No hay una sola compañía de energía solar que esté ganando dinero con el negocio”, dijo. “Hoy en día no generamos dinero en la industria solar. Esa es la realidad’’. Total tiene una participación de control en SunPower Corp., el segundo mayor fabricante estadounidense de paneles solares.

Inversores que van desde compañías de capital de riesgo hasta desarrolladores rápidamente defendieron sus historiales y sus balances.

No es beneficencia

“Todos estamos registrando utilidades, no somos una operación de beneficencia”, dijo Paddy Padmanathan, máximo ejecutivo de Acwa Power International. El desarrollador de Arabia Saudita está construyendo proyectos solares con precios que fluctúan entre 4,5 centavos y 5 centavos el kilovatio por hora. “De verdad estamos registrando ganancias y lo estamos haciendo con energía renovable, paneles solares fotovoltaicos’’.

La energía renovable superó al carbón en términos de capacidad acumulativa el año pasado, según la Agencia Internacional de Energía. La inversión en el sector alcanzó un máximo récord de US$348.000 millones, según muestran datos de Bloomberg New Energy Finance.

“Fundamentalmente, la sostenibilidad le gana a la insostenibilidad’, dijo Scott Jacobs, máxima autoridad de Generate Capital, firma de inversiones en energía renovable con sede en San Francisco. ‘’Te voy a ganar. Te he ganado’’.

Wal van Lierop, presidente de Chrysalix Venture Capital, se refirió a una compañía solar que ha recibido el respaldo tanto de su compañía como de Shell e indicó que quizás van Beurden no estaba al tanto de su conexión.

La firma con sede en Vancouver respalda la gestión de recursos y tecnologías limpias, y ha invertido en Glasspoint Solar Inc., que emplea energía solar en la producción de vapor para una recuperación realzada de petróleo. Un proyecto en Omán, con más de 1 gigavatio en construcción, es uno de los más grandes del mundo, y tiene “mucho dinero”, dijo van Lierop.

Pouyanne, de Total, advirtió que la industria de la energía renovable podría estar encaminándose a un retroceso y que los encargados de la toma de decisiones están dejando de preferirla.

Gobiernos de todo el mundo han respaldado las energías renovables y señaló que algunos pueden estar reevaluando sus posiciones. “Quizás no tenemos que respaldarlos más porque tenemos problemas de presupuesto”, dijo.