Asia, no México, responsable del déficit de empleo en EU

0

El director de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac, señala como principal rival económico de la Unión Americana a los países asiáticos, los que se han quedado con buena parte de sus empleos

LUIS ESTEBAN LOZANO GONZÁLEZ

La victoria de Donald Trump en las pasadas elecciones a la presidencia de Estados Unidos, aunado a la nueva política comercial con el resto del mundo que se prevé implementará el magnate, tarde o temprano le revelará que el verdadero rival económico no es México a quien culpa de la pérdida de empleos en la Unión Americana, sino los países asiáticos, así lo advirtió el director de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac del Sur, Ramón Lecuona Valenzuela.

El déficit en el sector manufacturero que vive Estados Unidos se debe a la migración de 5 millones de empleos a países asiáticos, principalmente China, entre 2010 y 2015, no a México, como argumentó Donald Trump a lo largo de su campaña, expuso Lecuona.

Actualmente, en la Unión Americana existen 2.06 millones de personas que reciben apoyo federal por encontrarse sin empleo, con un índice del 5 por ciento.

La gran incertidumbre que se vive a nivel mundial, es “qué va a suceder en el tema de la política comercial en el mundo”, es decir, el Tratado de Libre Comercio (TLC). Gracias a este tratado, México convirtió su modelo económico de cerrado a abierto, por lo que una posible separación de Estados Unidos resultaría un sesgo negativo en las finanzas mexicanas.

Al respecto, Lecuona apuntó como principal foco de la disputa al mercado asiático: “una cosa es el TLC desde el punto de vista de la integración norteamericana y otra cosa es el TLC con México como plataforma para que los asiáticos produzcan aquí para vender en Estados Unidos”.

Lecuona, indicó que Estados Unidos se encuentra en una fase de desindustrialización, en gran medida, por los salarios; en 1991 un empleado ganaba, por hora, 8 dólares, mientras que en 2010 ganaba 9 dólares, esto quiere decir que la industrialización en Asia ha provocado un estancamiento en los salarios de los trabajadores estadounidenses, acota.

Recordó que en México, la mañana de las elecciones en Estados Unidos, el dólar se cotizó en 18.20 pesos, posterior a las elecciones llegó a 20.80 pesos, lo que significó que de inmediato pegó el resultado en el alza de las tasas.

Expresó que esta brecha, entre los 18 pesos y los 20 pesos, será la franja en la que se mantendrá el tipo de cambio a corto plazo.