Variables económicas que afectan a las finanzas públicas

GEORGINA MANRIQUE MORTEO
Directiva de Gobierno de Calidad, consultoría empresarial en temas financieros y gubernamentales

La iniciativa de la Ley de Ingresos contempla como aspectos clave la tasa de crecimiento proyectada, la tasa de inflación esperada, la tasa de interés y el valor del tipo de cambio peso-dólar. En éstas variables se consideraron valores de 2.5%, 3.0%, 5.27% y 18.2 pesos por dólar, respectivamente.

A la fecha todos los valores fueron ajustados en forma negativa. Las últimas estimaciones proyectadas para el 2017 por los analistas económicos de México los siguientes:

• Tasa de crecimiento del 1.72%
• Tasa de inflación 4.01%
• Tasa de interés de fondeo interbancario 6.88%
• Tipo de cambio 20.88 pesos por dólar

En conjunto se afectan las proyecciones de los ingresos del Gobierno Federal como sigue:

La menor estimación del crecimiento implicaría una reducción de los ingresos tributarios no petroleros de 18,408 mmdp, equivalente a un 0.0936 puntos del PIB.

La mayor tasa de interés esperada generaría un aumento en el costo financiero del sector público de 25.59 mmdp, equivalente a 0.01288 puntos del PIB
La alza en la inflación de 100 puntos base en el costo financiero del sector público (Udibonos) es de 0.4mmp.

Si se estima que el balance neto de la apreciación del tipo de cambio por cada 20 centavos sobre los ingresos petroleros y el costo financiero del sector público es de 0.2 mmdp, la depreciación esperada del tipo de cambio de 2.68 pesos respecto al valor considerado en la proyección impacta en forma negativa en 2.18 mmdp.

Sin embargo, por el lado de los ingresos tributarios, estos pueden mostrar una mejoría debido a las mayores exportaciones que podrían detonarse ante precios competitivos a nivel internacional, es decir el abaratamiento de las mercancías mexicanas hacia el exterior.

Esta situación se encuentra restringida por la expectativa de temporalidad de la depreciación del peso lo cual podría, en caso de ser apreciada como permanente por los empresarios, trasladarse en un alza en el nivel de precios como resultado de los mayores costos de financiamiento contratados en dólares o por el costo de los bienes intermedios importados, lo cual minimizaría la posibilidad de un aumento en las ventas.

Otra posibilidad es el escenario de la reducción de márgenes de ganancias de las empresas ante un crecimiento económico débil, situación que generaría una leve variación positiva en los ingresos tributarios.