Empresas minoristas se verán afectadas por saqueos

Los resultados del primer trimestre de 2017 de las empresas minoristas se verán afectados por los daños derivados de los saqueos ocurridos esta semana en algunas entidades por el alza en el precio de las gasolinas, aunque el impacto podría ser menor, consideró Monex.

El director de Análisis Bursátil, Carlos González Tabares, comentó que la estabilidad económica debe ir acompañada de una estabilidad social, aunque estos acontecimientos aún están muy focalizados, “y que no debería de estar repercutiendo en el corto plazo en las principales variables económicas”.

“Lo que vimos ayer definitivamente tendrá un costo en comercios que se vieron afectados. Si nos vamos a la microempresa será algo relevante para estos microempresarios, pero para las grandes empresas que están en bolsa, el impacto de estos disturbios como porcentaje de sus ingresos resulta menor”, argumentó.

Indicó que empresas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) y cadenas importantes se vieron afectadas y “seguramente tendrá un efecto en sus resultados financieros del siguiente trimestre, producto de estos disturbios seguramente estará afectando, pero habrá que dimensionarlo; afectará sin duda, pero el impacto será menor”.

Consecuencias

Indicó que el mercado de valores no reflejó estos acontecimientos, además que la depreciación del tipo de cambio de los últimos días está más relacionada el riesgo de un mayor incremento en las tasas de interés y de las nuevas políticas del presidente electo de Estados Unidos y las medidas que anunciadas para empresas del sector automotriz.

“Esto ha generado mayor volatilidad en el tipo de cambio que eventualmente podría traer mayores alzas en las tasas de interés para tener controladas los flujos y las presiones inflacionarias que esto pueda tener, que se suman al incremento en el precio de las gasolinas”, apuntó.

Esto tiene que ver más con un tema económico que con los acontecimientos que se observaron en los últimos días, pero reiteró que, sin minimizar la problemática, es un tema que todavía está muy focalizado.

“Hay un descontento claramente y podría estar repercutiendo más en la economía el incremento de las gasolinas, y por tanto, en un menor consumo, en un incremento en precios, y al final, habría cierta desaceleración”, subrayó.