GM y Chrysler, las verdaderas preocupaciones si salieran de México

Esta semana Ford anunció que se habían cancelado los planes de invertir en una nueva fábrica en México y que, en su lugar, generaría 700 nuevos empleos en Michigan. Esta decisión surgió tras los ataques constantes que recibió la empresa fabricante de automóviles por parte de Donald Trump, quien aseguraba que la inversión de Ford se trataba de una pésima idea y que los empleos que correspondían a los estadounidenses se estaban escapando a México.

Sin embargo, de acuerdo a CNN Money, Ford sólo cuenta con 8,800 empleados en México, mientras que otras armadoras, como GM y Chrysler, cuentan con 15 mil y 12 mil, respectivamente, por lo que se considera que el retiro de inversiones de estas empresas en el país afectaría de forma más significativa la economía mexicana.

Ford, por su parte, aseguró que la cancelación de la nueva fábrica se trataba de un voto de confianza a la nueva visión económica de Trump para los Estados Unidos, razón por la cual el magnate agradeció a la empresa en redes sociales.

"Gracias a Ford por desechar la nueva planta en México y crear 700 nuevos empleos en Estados Unidos. Este sólo es el inicio - habrá mucho más", se lee en el tweet compartido por el magnate.


Los expertos ahora se preguntan quién será la siguiente empresa en dejar de invertir en el país, después de que Trump publicara en su cuenta de Twitter un mensaje para General Motors en el que asegura los autos fabricados en México deberían de pagar mayores impuestos al ser exportados a Estados Unidos.