6 gastos hormiga que se roban tus ahorros

Ahorrar no es un hábito que los mexicanos tengan presente, a siete de cada 10 los aquejan sus problemas financieros, según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, y el no tener un resguardo económico complica darle la cara a las deudas.

Aunque el 66% de los adultos recibió educación para el ahorro, de acuerdo con la encuesta, apenas el 44% ahorra de manera formal en una cuenta de ahorros. De aquellos que no ahorran, la mitad dijo no hacerlo porque sus ingresos no son suficientes para esto.

Sin embargo, ahorrar no es una tarea imposible. Se trata de un hábito que consiste en pensar dos veces antes de hacer una compra, preguntarse si una compra en verdad es necesaria puede resultar en ahorrarse dinero y problemas a futuro.

Si estás tratando de fomentar el hábito del ahorro, la startup mexicana Kueski se dio a la tarea de consultar con especialistas, seis sencillos consejos para mejorar tu comportamiento financiero y aprender a administrar tu dinero de una forma más eficiente.

1. Transporte

Los altos precios de combustibles, de la mano del pesado tránsito de algunas ciudades, vuelven costoso utilizar el automóvil para trasladarse. Esto puede encarecerse aún más si cuentas los pagos de tenencia o verificación además de los gastos en estacionamientos y parquímetros. Es recomendable utilizar los diversos sistemas de transporte público de la zona, sacar la bicicleta de vez en cuando o hasta compartir coche a tu destino pueden ser opciones tanto económica como ecológicamente más eficientes.

2. Comer fuera

Preparar tu propia comida supone un ahorro de más del 50% que pagarla en un restaurante. Trata de dedicar un tiempo de tu día o semana a preparar alimentos, y así evitarás pagar de más en este rubro necesario.

3. Compras impulsivas

Evitar comprar que no necesitas es uno de los puntos básicos del ahorro. Muchas veces el dinero se va en objetos que atraen momentáneamente la atención.

De ser necesario, puedes llevar un registro diario de todos los gastos que hagas durante el día, sin importar lo insignificantes que parezcan. Al final de la semana súmalos y te darás cuenta que el dinero que se va en gastos no indispensables es de considerarse.

4. Servicios innecesarios

Busca recortar gastos que no utilices como cable, servicios de streaming de video o música, así como servicio de telefonía si no lo utilizas. A veces se vuelve hábito pagar por ciertos servicios sin cuestionarse su uso práctico en casa, pero esto puede salir caro. Recuerda revisar constantemente si le estás sacando provecho a los servicios que tienes contratados.

5. Salidas de noche

¿Cuántas veces no has destruido tu quincena en una sola noche? Los bares o antros no son tan baratos y son espacios propensos a gastar más de lo esperado. Piensa que puedes buscar formas en las que divertirte no signifique gastar, y si aún decides salir, haz un presupuesto para esa noche y trata de no gastar ni un peso de más.

6. Antojos

Si hicieras una lista de cuánto gastas en cada cosa que se antoja podrías llevarte un buen susto, y es que este es considerado uno de los mayores gastos hormiga en los que incurrimos. No olvides que siempre es necesario darse un gusto como un café mañanero o una bolsa de frituras, pero volverlo un hábito no es saludable para tu cartera y por supuesto para tu salud.