5 secretos financieros que todo millennial debe conocer

Los millennials llegaron para quedarse y transformar nuestro planeta, pues actualmente son la generación de consumidores más grande en el mundo e incrementará en los próximos años de manera significativa.

Es por eso que Alejandro Saracho, experto en finanzas personales y autor del libro Reconfiguración Financiera, comparte estos cinco secretos para ayudar a los millennials a mejorar sus finanzas y potenciar sus talentos:

Secreto #1: Conoce dónde estas parado

Según un estudio de PWC, sólo el 24% tiene educación financiera básica. Si no sabes dónde estás parado, no puedes trazar un camino a tu destino. No es lo mismo que tus finanzas personales estén de 10. Todos pueden hacer un cambio, pero necesitas conocer el punto de partida.

¿Qué puedes hacer? Entender tu estructura de finanzas personales con un mapa de riqueza, el cual te permite clarificar con facilidad tus ingresos, gastos, activos, deudas y la relación que existe entre ellos.

Una vez que lo llenes conocerás tu punto de partida y sobre todo sabrás si tus finanzas personales son una obra de arte o un verdadero desastre.

Secreto #2: Construye Múltiples Fuentes de Ingresos

La situación económica que le tocó vivir a esta generación es distinta a generaciones anteriores. Ahora los mercados son más competitivos, los ingresos son más limitados y los gastos son demasiados altos.

Si quieres sobrevivir y después vivir como quieres, tienes que contemplar la creación de múltiples fuentes de ingresos (que es más fácil cuando todavía vives con tus papás).

¿Qué puedes hacer? Busca generar dinero en cinco áreas que quizás nunca habías pensado explorar.

1. Tus Conocidos
2. Tus Activos
3. Tus Conocimientos, Experiencias y Habilidades
4. Tus Gustos
5. Tu Valor

Secreto #3: Aprende a Manejar tu Deuda

Según el estudio de PWC, el 81% de los millennials tiene una deuda a largo plazo. El 54% mostró preocupación cuando se les preguntó sobre su habilidad para su deuda (educativa). El 53% tiene las tarjetas de crédito sobre giradas y el 50% no podría atender un imprevisto si se le presentara en este momento.

¿Qué puedes hacer? Primero, diferenciar entre una deuda constructiva y una deuda destructiva.

1. La deuda constructiva es la que utilizas para generar más dinero. Por ejemplo, pides prestado para comprar inventario para tu negocio, lo vendes, pagas tu deuda y al final te quedas una ganancia.

2. La deuda destructiva es la que utilizas para comprar cosas que pierden su valor en el tiempo o desaparece su valor en el tiempo. Por ejemplo: un auto, tus vacaciones, fiestas, ropa, zapatos, consumo en restaurantes, consumibles, es decir, tu estilo de vida.

Una vez que puedes diferenciar entre deuda constructiva y deuda destructiva, con el objetivo de que no te sigas metiendo en problemas, es importante dimensionar si tu deuda es controlable o ya está fuera de control.

¿Cómo lo puedo saber? Con la regla del 30%. Si lo que pagas al mes en deuda es menos del 30% de tus ingresos tu deuda es todavía controlable. Si lo que pagas es más del 30% de tus ingresos, tu deuda está fuera de control. Y eso significa que seguirá creciendo hasta que un día te aplaste (lo cual queremos evitar).

Secreto #4: Invierte en tu Futuro

Según el estudio de PWC, los millennials sacrifican sus ahorros para el retiro. Del 36% que tienen una cuenta para el retiro, el 31% ha solicitado un crédito o ha tomado dinero de esa cuenta.

Actualmente, el 85% de los adultos mayores no se llega a jubilar y termina dependiendo de sus hijos o viviendo en pobreza extrema. La razón por la que sucede esto es porque no manejaron su dinero de manera adecuada.

Si esto no es muy alentador, imagínate qué es lo que te podría pasar contemplando que muchos millennials no quieren tener hijos (¿¡quién los va a mantener!?). Lo que te queda es la pobreza extrema. La situación es compleja.

¿Qué puedes hacer? Alejandro Saracho recomienda tres cosas para empezar:

1. AFORE: Métele dinero a tu AFORE. Lo que no inviertas, te lo vas a gastar.
2. Cetes: Puedes invertir desde $100 pesos, el plazo mínimo es 1 mes y es lo más seguro en lo que puedes invertir. Revísalo en cetesdirecto.com
3. Plan de Retiro: Puedes iniciar un plan de retiro desde $1,000 pesos al mes. Necesitarás contactar a un asesor de seguros.

Lo importante no es el monto, lo importante es iniciar y generar el hábito para ahorrar y proteger tu futuro. Si tú no lo haces, nadie más lo hará.

Secreto #5: Aprende de un experto

A pesar de la problemática financiera en la que se encuentra esta generación, según el estudio de PWC, los millennials no buscan ayuda financiera (tratan de evitar el problema y la realidad). Sólo el 12% busca ayuda sobre el manejo de deuda y el 27% sobre ahorro y retiro.

La realidad que puedes aprender a manejar tus finanzas personales, puedes vivir el estilo de vida que deseas y lo único que necesitas es aprender.

¿Qué puedes hacer? Iniciar en varios niveles (lo importante es iniciar), pero lo que primero es tener información sobre finanzas personales, desde conocer qué es la inflación, hasta manejar tu tarjeta de crédito como un profesional y mejor aún, cómo multiplicar tu dinero sin esfuerzo.