Guajardo prevé acuerdo azucarero con EU en 2 semanas

Las negociaciones para dirimir las controversias entre México y Estados Unidos por el azúcar podrían generar acuerdos en beneficio de ambas partes en dos semanas, luego de que se reanudó el diálogo este lunes, señaló el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal.

Entrevistado al término de su participación en el foro "Respondiendo a los retos de las Pymes (pequeñas y medianas empresas) en el contexto internacional", el funcionario mexicano confió en que el diferendo será resuelto satisfactoriamente.

"Si seguimos así, antes de dos semanas trataremos de llegar a cerrar las diferencias, aunque no es momento de comentar quién cede y quién no", sostuvo.

En 2014, la industria azucarera estadounidense inició investigaciones por antidumping y subsidios en contra de su contraparte mexicana, por lo que se impusieron limitaciones en el abasto del endulzante en estado crudo sólo para sus refinerías.

Con ello pretendieron eliminar toda competencia de azúcar refinada de México en su mercado, ante lo cual las autoridades han sostenido que dicha limitación es inaceptable, ya que rompe el balance del endulzante en el mercado de Norteamérica.

El próximo 5 de junio se cumplirá el plazo para la determinación final de la revisión administrativa sobre la operación de los acuerdos de suspensión.

En cuanto al tema del incremento en el precio del aguacate, el titular de la Secretaría de Economía consideró que en breve se estabilizará el precio, gracias a que estados como Jalisco, que no destinan su producción del fruto a las exportaciones, abastecen el mercado nacional.

Refirió que el aguacate es un producto que responde al esquema de exportación y eso tiene un impacto en el mercado nacional. "Esperamos que se regularice, otros estados en la República Mexicana se están incorporando a la producción del fruto, estados que no necesariamente están ligados a la exportación como Michoacán", subrayó.

Agregó que en este asunto resultará clave el proceso de producción y cultivo, puesto que aumentar las capacidades productivas para satisfacer las necesidades del mercado interno es un factor estabilizador.