Las 10 habilidades “must” para tus finanzas personales

Para mantener unas finanzas personales sanas durante todo el año, se debe poner atención al dinero, organizarse y mantenerlo bajo control, lo cual se resume en 10 habilidades financieras, indica la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

via GIPHY

La primera de ellas es establecer metas de ahorro, para lo cual hay que definir monto y fecha para alcanzar el objetivo y medir cómo va el progreso; después, se deberá separar la cantidad a destinarse para el ahorro, al recibir los ingresos.

El tercer punto es conocer los gastos personales, ya que hacer un presupuesto permite un registro que sirve para descubrir fugas y conocer las áreas de oportunidad para el ahorro, para de esta forma definir las prioridades y reasignar los ingresos.

En su sección Educación de su página electrónica, la AMIS señala que posteriormente se deben mantener las deudas bajo control, es decir, el monto de las mismas no debe sobrepasar 30 por ciento de los ingresos, y se debe considerar el pago de la tarjeta de crédito, préstamos, créditos hipotecarios y personales.

Construir un fondo de emergencias para imprevistos es esencial, en el cual recomienda tener ahorrados de tres a seis ingresos que permitan costear gastos por situaciones como perder el teléfono celular, averías menores del coche, enfermedades de la mascota o desempleo temporal.

La sexta habilidad es invertir el dinero para garantizar que mantenga su poder adquisitivo a través del tiempo; de igual forma, ser un mejor consumidor conlleva a un ahorro, lo cual se logra al analizar las garantías, leer los contratos, conocer los derechos y comparar precios al comprar.

Asimismo, sugiere empezar a construir un ahorro para el retiro, a través de conocer y comparar las opciones para realizar un ahorro que permita cubrir las necesidades básicas al momento de jubilarse.

Identificar riesgos y sus consecuencias económicas es otro de los puntos, debido a que es importante tener un plan de acción ante ellos y saber qué hacer para enfrentarlos, como es el caso de accidentes, enfermedades o la interrupción de los estudios por un desbalance económico.

La AMIS aconseja proteger lo que más se quiere con un seguro que proporcione tranquilidad y respaldo, por si se llegara a necesitar hospitalización, protección para el auto, cubrir las necesidades económicas y procurar el bienestar familiar.