Todo lo que puedes asegurar y no sabías

0

Las distintas industrias han dado lugar a coberturas derivadas de necesidades muy específicas

OCTAVIO CAREAGA
Director General de THB México

Cuando se piensa en seguros generalmente vienen a la mente coberturas específicas como las de gastos médicos mayores, las relacionadas con la protección de casas habitación, de auto y de vida; sin embargo, la oferta de seguros y reaseguros es mucho más amplia y específica de lo que creemos.

Las propiedades que valoramos también dependen de lo que hacemos profesionalmente. Así, las distintas industrias han dado lugar a coberturas derivadas de necesidades muy específicas. Bienes y hasta individuos relacionados con dichas actividades pueden contar con un seguro diseñado directamente para ellos, por expertos en riesgos.

De acuerdo con THB, firma especialistas en administración de riesgos, este tipo de coberturas se encuentran principalmente en el mercado de reaseguro y entre ellas, encontramos:

1. Industria naval

Al mencionar esta industria uno piensa inicialmente en asegurar los barcos; sin embargo, como en cualquier otro sector es fundamental proteger sus activos, por lo que en esta cobertura se consideran como riesgos la responsabilidad respecto a hombres de mar, pasajeros, colisión con otras embarcaciones (buques), así como la responsabilidad adquirida sobre el cargamento, en el caso de las naves destinadas a transporte.

En ocasiones esta protección se hace extensiva a maquinaria, herramientas o embarcaciones relacionadas con esta actividad. Se consideran también los riesgos involucrados en maniobras de carga y descarga entre otros. En el caso de instituciones gubernamentales también se consideran los riesgos derivados de conflicto bélicos.

2. Póliza BBB

En esta póliza se cubren el fraude interno y externo en la prestación de servicios financieros dentro de la cual se cubre dinero en efectivo y/o artículos que sean susceptibles a robo o desaparición por un empleado o un externo. Se incluyen falsificadas, bonos, entre otros.

Se pueden considerar bienes que se dañen o retiren sin autorización del asegurado o mediante el uso de una tarjeta o acceso no autorizado.

3. Obras de arte

Dentro de esta cobertura los reaseguradores cubren las obras arte principalmente cuadros y esculturas tanto en un traslado o tránsito (clavo a clavo) como en el propio lugar en el que se encuentran ubicados (estadía) ya sea por daño físico, robo o riesgos catastróficos.

Más allá de ser comúnmente conocido como “el seguro del seguro”, el reaseguro representa una administración de riesgos necesaria para cualquier gran corporativo y gobierno, principalmente, en una época de transformación global que implica nuevos riesgos.