Economía mexicana muestra indicios de mejoría: IMEF

La actividad económica de México muestra indicios de una mejoría, de acuerdo con las cifras de los indicadores manufacturero y no manufacturero en mayo de este año, destacó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

No obstante, esto habrá que considerarlo con cierta cautela hasta contar con varias observaciones que confirmen un cambio favorable en la tendencia, precisó con base en los resultados del Indicador IMEF del Entorno Empresarial Mexicano (IIEEM) con datos a mayo de 2017.

Informó que el Indicador IMEF Manufacturero aumentó 3.1 puntos durante mayo para ubicarse en 47.6 unidades, permaneciendo por séptimo mes consecutivo en la zona de contracción.

La tendencia-ciclo de este indicador mostró un ligero aumento de 0.2 puntos a un nivel de 47.1 unidades y, con base en estos resultados, el indicador IMEF de mayo “ofrece indicios de una mejoría en la actividad manufacturera de nuestro país”.

Los miembros del Comité Técnico del Indicador IMEF comentaron el dato favorable del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre del año, que con cifras originales creció 2.8% a tasa anual, y con cifras desestacionalizadas avanzó 2.5 por ciento.

Resaltaron que este resultado llevó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a revisar al alza su expectativa de expansión para 2017, señalando ahora como punto medio de su rango un 2.0%, además que la mayoría de los pronosticadores del sector privado también revisaron al alza su predicción, incluido el IMEF.

El organismo precisó que a pesar de que la inversión y la producción industrial no han repuntado de manera decidida y otros indicadores muestran cierta lentitud en su desempeño, el comportamiento sólido del sector externo ha contrarrestado esa tendencia.

Así, el Comité concluyó que los indicadores manufacturero y no manufacturero sugieren ciertos indicios de mejoría para la economía mexicana.

Esto, con base en que el sector externo se manifiesta como el principal motor para el crecimiento, además de que ha mejorado la confianza empresarial y del consumidor y que se ha observado una relativa estabilidad cambiaria.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero se incrementó 3.5 puntos en mayo con lo cual ascendió a zona de expansión para situarse en 52.3 unidades. Así, después de siete meses de haber estado en la de contracción pasó a zona de expansión.

Con este resultado, la tendencia-ciclo aumentó 0.8 puntos para ubicarse en 49.7 puntos, aunque todavía en zona de contracción.

El organismo subrayó que al ser estos indicadores de difusión y estar basados en las opiniones de las empresas encuestadas, solamente tratan de identificar la dirección de la actividad económica y no la magnitud del cambio.

Así, las cifras de mayo de 2017, tanto para el indicador manufacturero como el no manufacturero ofrecen indicios de una mejoría en la percepción por parte de las empresas sobre la actividad económica.

No obstante, habrá que considerar dicho resultado con cierta cautela hasta contar con varias observaciones que confirmen un cambio de tendencia, acotó el instituto.