4 marcas que fracasaron y sólo existen en el recuerdo

Son pocas las empresas que perduran por décadas, dejando huella y legado entre sus empleados y sus consumidores. Por el lado contrario, también es conocido que miles de empresas no logran el crecimiento esperado y terminan cerrando sus puertas, abandonando sus productos o servicios.

En los siguientes casos, presentamos algunas de aquellas marcas que dejaron sólo su recuerdo, ya sea por falta de demanda o innovación para adaptarse a las nuevas necesidades de sus clientes.

KODAK

En 1976, Kodak tenía una cuota de mercado del 90% de las ventas de rollos fotográficos y un 85% de la ventas de cámaras. Y aún así, el 19 de enero del 2012 —después de 123 años de haber sido fundada— se declaró en bancarrota.

¿Qué le pasó a esta empresa que albergaba a los mejores ingenieros de su país y que presentaba ganancias en miles de millones de dólares? De algún modo, Kodak fue el Google de su época y aún así perdió ante los cambios disruptivos de la tecnología.

TE PUEDE INTERESAR - ¿QUÉ PUEDEN APRENDER LAS EMPRESAS DEL FRACASO DE KODAK?

SEGA

Se trató de una de las más grandes compañías de videojuegos de la historia. Durante años la compañía japonesa ofreció consolas increíbles y juegos que se convirtieron en clásicos. Su reinado acabó con la llegada de Nintendo.

Además, la llegada de la Sony Playstation y decisiones en cuanto al hardware llevaron a un claro declive. Para enmendar su error, en 1999 Sega sacó la Dreamcast, una máquina potente, con multijugador online y un catálogo de juegos espectacular. Pese a vender 36 millones de unidades, tampoco funcionó.

NOKIA

La compañía de telefonía finlandesa fue la clara dominante del mercado en los años noventa, consiguiendo hacer de los teléfonos móviles un dispositivo para todo el mundo.

¿Qué hizo mal? Con la llegada de los "smartphones" todo cambió. Apple presentó su iPhone y Google lanzó Android. El éxito de estos dos sistemas fue inmediato. Nokia sin embargo siguió apostando por una versión más moderna de Symbian. No era suficiente para los potentes dispositivos táctiles que estaban por venir. La compañía tardó mucho en reaccionar, y para cuando quisieron darse cuenta, iOS y Android se habían hecho con una gran parte del mercado.

BLOCKBUSTER

En 2004 no tenía rival, nadie podía competir con sus miles de tiendas en todo el mundo. Alquilaban viodeojuegos y películas desde 1985. Su expansión era tan imparable que en 1994 Viacom llegó a pagar 8 mil 400 millones de dólares por ella, pensaron que se trataba de una inversión segura, sin embargo, con la llegada de internet todo se tornó complejo.

Hace unos años puso en marcha un plan de suscripción vía streaming, pero no pudo competir con los precios que ya ofrecían plataformas como Netflix. Dish se hizo en 2011 con Blockbuster por sólo 223 millones. En 2013, el gigante del alquiler cerró su última tienda.

TE PUEDE INTERESAR ▶︎ ¿EN QUÉ MOMENTO DEBO CERRAR MI NEGOCIO?