Empieza a construir tu jubilación desde hoy

OLIVIA JARAS
Fundadora y CEO de Salary Coaching for Women

Es un día hermoso, estás en tu escritorio mirando por la ventana, soñando despierta acerca del día en que no tendrás que madrugar para estar a las ocho en la oficina y trabajar todo el día. Hay tantas otras cosas que preferirías estar haciendo, hay tantas otras cosas que deberías hacer; sin embargo, basado en las últimas cifras de tu cuenta de jubilación, tal parece que estarás encadenada a tu escritorio para el resto de tu vida.

La triste realidad es que, en promedio, de aquellos que ahorran para la jubilación, las mujeres estadounidenses entre las edades de 55 y 64 años han ahorrado el 69% comparado con la cantidad de sus homólogos masculinos en términos de porcentaje de sueldo.

Esta lamentable realidad se vuelve aún más triste cuando se considera que la mujer gana un 70-78% de lo que gana un hombre en los Estados Unidos (ni hablar de Latinoamérica) y peor aún, considerando que la mujer “promedio” de 65 años hoy en día se espera que viva hasta los 88.8 años de edad.

¿Cómo detener este tren desbocado? En su nivel más rudimentario, esto es lo que trabajamos con algunas de nuestras clientas Salary Coaching.

Paso 1

Establece dónde te encuentras ahora en relación a tu jubilación, sobre todo si trabajas en una empresa que no ofrece este tipo de beneficio.

a. ¿Cuánto necesitas para jubilarte? Agrega todos tus gastos anuales (estimados) y genera tu cifra anual.

b. ¿Cuánto tienes en tu cuenta de jubilación? (¡Muy bien por ti si tienes algo!) Si tienes una cifra anual, resta a la cifra del inciso a.

c. ¿Recibirás algo a través del Seguro Social? Si recibirás algo, asegúrate de que contabilices la cifra anual. También resta esta cifra el inciso a.

Paso 2

Ahora que has establecido la cantidad que de un déficit que tienes, vamos a ver cómo trabajar con lo que tienes. Aquí es donde vuelves a pensar en tus deudas actuales y cómo "sangrar" menos dinero.

a. ¿Qué tipo de deuda tienes y cómo puede terminar de pagarla? Si tienes un préstamo de coche - ¿podrías cambiar tu auto por algo igualmente confiable, pero menos costoso?

b. Vivienda, ¿puedes mudarte a una casa más pequeña? ¿Puedes mudarte a un barrio menos costoso? Esto puede sonar drástico ahora, pero piensa en la calidad de vida que deseas llevar a partir de tu jubilación.

c. Reducir sus gastos de vida. Transporte, comestibles y entretenimiento son sólo algunas de las áreas donde puedes ahorrar. Más allá de deprimirte por la idea de vivir una vida ascética, piensa en la liberación que sentirás al despojarte de tantas cosas que te encadenan a una vida materialista. Existen sitios web que te ayudarán en esta tarea.

d. ¿Puedes negociar un aumento? ¿Si estás bajo-compensada, hay algo que se puede hacer al respecto?

Paso 3

Re-imaginar el concepto de la jubilación. ¡Tú re-invención!

a. Con las proyecciones de vida alargándose con cada generación, no muchas mujeres en edad de jubilación están realmente listas para dejar de trabajar y descansar por otras dos décadas.

Aproximadamente la mitad de los individuos que se acercan a la jubilación están eligiendo ser creativos y comenzar su propio negocio – desde la venta de galletas caseras, a la enseñanza del yoga, como entrenadora de perros o dependiente de tienda. Ya sea por perseguir lo que les apasiona, o debido a la necesidad financiera, muchas mujeres están optando por desarrollar sus habilidades emprendedoras. Muchas llegando a convertirse en millonarias. Tomen el caso de Judi Henderson, quien optó por jubilarse a los 57 y arrendar maniquíes usados. ¿El resultado? Millonaria.

b) Plantea nuevas ideas: Involucra a tus amistades cercanas en lo que deberías hacer a continuación. Aunque ten cautela... porque suele suceder que los más te quieren, generalmente serán los primeros en tratar de evitar que te arriesgues. Aunque están en inglés, sitios como VibrantNation.com o Encore.org son excelentes fuentes para ayudarte a explorar nuevas ideas.

c) Lee o toma un curso acerca de cómo iniciar una segunda carrera. En Salary Coaching.com estaremos ofreciendo pronto un curso en español, si quieres inscribirte y unirte a la lista de espera, visita nuestra página web y envíanos un correo.

Si bien es cierto que podría ser un poco tarde para compensar el dinero no guardado en una cuenta de jubilación o siquiera en abrir alguna, no es demasiado tarde para pensar en los próximos pasos. ¿Cómo sería tu segunda carrera? Nunca es tarde para empezar y menos si siempre has tenido el sueño de trabajar independientemente.