8 consejos financieros para emprender tu nuevo negocio

EDITH GÓMEZ
Editora de gananci.com

Crear un negocio desde cero es una de las cosas más difíciles que alguien puede hacer; sin embargo, no es algo imposible. Como dijo Pablo Picasso: “La acción es la llave fundamental de todo éxito”

Si estás pensando en empezar tu propia aventura emprendedora, te espera un largo camino. Pero, ¡felicidades! Has dado el primero paso. A continuación, te daremos ocho consejos que te ayuden a evitar errores financieros comunes que los emprendedores cometen al empezar un nuevo negocio.

1. El manejo del flujo de efectivo es clave

La mayoría de negocios nuevos fallan por una variedad de razones, pero la más común es que se quedan sin dinero. Necesitas saber de dónde viene cada dólar que recibes y a dónde va cada uno que gastas.

Si no te mantienes en lo alto de tu flujo de efectivo, pondrás a tu negocio en una posición muy peligrosa. No importa que tan buena sea tu idea, cuando te quedas sin dinero, te chocas con la pared. Establece un presupuesto seguro y mantente en él.

2. Registra y monitorea cada gasto

Con un nuevo negocio, hay muchos gastos que vienen de todos lados. Contratar personal a tiempo completo que maneje los libros de contabilidad, no es tan económico, por lo que te recomendamos usar un software de contabilidad para estar organizado.

No solo te ayudará con el manejo del flujo de efectivo, sino que hará más fácil la próxima vez que te toque declarar impuestos. Conforme vayas creciendo y las cuentas se vuelvan más complejas, necesitarás contratar a un profesional.

3. Limita tus gastos al comienzo

En las primeras etapas de un negocio, debes reducir tus gastos todo lo que puedas, es la clave para durar. No necesitas una oficina altamente equipada en el corazón de tu ciudad o pedir comidas especiales tres veces al día.

Opera usando la menor cantidad de recursos posibles, así puede usar la mayor parte de tu capital para crecer, lo cual te permitirá implementar algún día la mejora que quieras. Muchos negocios se enfocan en las cosas equivocadas al comienzo, como grandes oficinas y actividades extras, y olvidan que generar ganancias es su principal prioridad.

►TE PUEDE INTERESAR► PARA ELLOS, EMPRENDER ES COSA DE NIÑOS

4. Sé optimista pero debes estar preparado para lo peor

Nunca sabes lo que pasará al empezar un negocio, por lo que es mejor estar preparado para la peor situación posible. No renuncies a tu trabaje o elimines tu principal fuente de ingresos.

Mantén tus reservas, tanto personales como de negocios, una cuenta de ahorros de emergencia podría ser buena opción. Nunca puedes estar muy preparado para malas situaciones. Lamentablemente, estas pasan, a menudo cuando menos las esperas.

Como emprendedor, eres responsable de tu retiro, así que cuando empieces a hacer dinero considera las inversiones. Cualquier cosa es mejor que nada, considera las oportunidades de micro-inversión o busca plataformas que te permitan recibir ingresos mensuales.

5. Cada minuto de tu tiempo tiene valor monetario

Como dice la famosa frase: “El tiempo es dinero”. Nada es más valioso que tu tiempo. Cada día tienes tiempo limitado, así que debes tomar eso en consideración cuando estés realizando tu agenda del día a día. Cada segundo que gastas haciendo algo que no está relacionado con tu negocio, es tiempo y dinero perdido.

6. Enfócate en la adquisición de clientes

Sin clientes, no tienes negocio. Mientras más pronto sepas cómo adquieres un cliente y escalas, mayores serán las oportunidades de que tu negocio sea exitoso. Una vez identificas diferentes canales de adquisición, trabaja en la optimización para bajar tus costos.

Es imposible probar cada canal posible de adquisición al empezar, por abos términos, tanto de tiempo como de costo, así que enfócate en las oportunidades más lucrativas. Una vez que las escales exitosamente, tendrás la capacidad financiera de explorar otros canales.

7. Asegúrate de pagarte a ti mismo

Tu trabajo duro y dedicación a tu negocio, por si solos, no te darán para comer. Necesitas pagarte a ti mismo. No es necesario que te compenses con un salario grande al comienzo, asegúrate de pagarte a ti mismo lo suficiente para vivir.

Bríndate a ti mismo lo suficiente para vivir cómodamente y enfocarte en construir tu negocio. Cuando eliminas el estrés de tus finanzas personales, podrás estar totalmente enfocado en tu negocio. No puedes comer sopa ramen para siempre. Date a ti mismo algo de comodidad.

8. Establece metas financieras

Más que solo decir: “Quiero hacer un negocio multimillonario”, necesitas dividir tus metas financieras en pequeños objetivos alcanzables y medibles.

Objetivos mensuales, semanales e incluso diarios, de ganancias; te permitirán estar al día y hacer los ajustes necesarios para el crecimiento constante. Incluso puedes establecer pequeñas metas para alcanzar en el camino, esto de dará objetivos pequeños constantes a conseguir.

Logrando estos objetivos pequeños, puedes obtener la confianza necesaria para seguir avanzando en tu camino emprendedor.