¿Qué se abordará en la cumbre G20?

El documento final de la Cumbre 2017 del Grupo de los Veinte (G20) se dará a conocer el sábado por la tarde en Hamburgo, con los acuerdos y disonancias de las economías industrializadas y emergentes más fuertes del planeta.

La reunión tendrá una duración de 24 horas y dará a conocer su declaración final el sábado por la tarde, hora del centro de Europa, una vez concluida la reunión.

El punto central de la Cumbre es económico, esto a razón de que el crecimiento de la economía mundial es actualmente muy bajo, más débil de lo que fue en el pasado, las tasas de interés están en niveles históricos a la baja, muchos países no están llevando a cabo las reformas estructurales que requieren; aunado a la miseria en África.

Los objetivos en ese terreno durante la cumbre del G20 es, por una parte, el fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional a través del reforzamiento de la red de seguridad bancaria y de las instituciones financieras.

Para ello se abordará la necesidad de asegurar la libertad de los flujos de capitales y al mismo tiempo prevenir los dasafíos a que se enfrentan diversos países ante la volatilidad del capital especulativo, así como continuar avanzando en la vigilancia y regulación de los mercados financieros y en el establecimiento de estándares globales para éstos.

TE PUEDE INTERESAR►5 ASPECTOS QUE DEBES SABER SOBRE LA CUMBRE G20

El objetivo es, asimismo, facilitar el libre comercio bajo la regulación de instituciones comerciales multilaterales como la Organización Mundial del Comercio.

La canciller federal de Alemania, Ángela Merkel, se curó en salud al declarar que era importante que los jefes de Estado y de gobierno se reunieran para dialogar, aunque no lleguen a acuerdos o éstos sean demasiado suaves en el documento final.

Asimismo, ha declarado en diversas ocasiones que no hay retorno al mundo que había antes de la globalización, sino que la dirección apunta hacia moldear ese fenómeno de forma que las ganancias se repartan en forma equitativa.

Por otra parte, Merkel ha tratado de conducir el proceso de negociación del G-20 de manera que la cumbre no termine siendo el Grupo 19-1, debido a que las posiciones del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, van en contracorriente con las de la mayoría de los otros países.

Los mismo ocurre en el rubro de la protección climática, una finalidad con la que muchos países están de acuerdo, cuyas consecuencias se resienten principalmente en los países de menos desarrollo. Alemania convirtió a África en tema de la cumbre debido a la inestabilidad y la miseria en ese continente.