Campus Party termina con visión hacia la robótica

La octava edición del Campus Party llegó a su fin este domingo en Guadalajara, Jalisco, donde logró reunir a miles de jóvenes de México y otros países del mundo, que vivieron cada una de las actividades que se llevaron a cabo.

Por primer vez este espacio decidió apostarle a la robótica como una forma de impulsar el talento de los jóvenes de este país y para ello se organizó el primer torneo de internacional, del cual salieron 10 finalistas que representarán a México en un campeonato de Japón.

También se abrieron tres zonas más: la primera para ejecutivos, quienes debatieron los retos que enfrentan las empresas ante las nuevas tecnologías; así como una para niños y otra para las mujeres.

Durante los cinco días que duró este evento, más de 12 mil campuseros se quedaron a dormir en tiendas de campaña en las instalaciones de la Expo Guadalajara, donde convivieron y compartieron conocimientos con otros jóvenes.

La carrera de drones fue otro de los atractivos del Campus Party, donde pilotos nacionales e internacionales compitieron por llevarse los primeros lugares; además este evento atrajo la mirada de todos los asistentes.

La Fabrica de Empleo ofertó 5,000 vacantes para jóvenes campuseros, que con sus habilidades y conocimientos sobre las nuevas herramientas de trabajo podrán transformar los procesos en las empresas.

Jóvenes de diferentes puntos de la República Mexicana y también de países de Latinoamérica y Norteamérica acudieron a este importante evento que contó con la participación de diversas empresas nacionales y extranjeras.

Raúl Martín Porcel, director de Campus Party, dijo que este evento es uno de los más importantes de América Latina, y destacó que la mejor inversión que un país puede hacer es en el talento de sus jóvenes, porque es es la forma en que un país logra su desarrollo.

Al respecto resaltó que los jóvenes son agentes de cambio y Campus Party es el lugar ideal para que cada uno de ellos encuentre su talento y puedan desarrollar su ideas.

Agradeció el apoyo que de los más de 600 voluntarios, así como a las autoridades de Jalisco y de la Universidad de Guadalajara, quienes brindaron su apoyo para que Campus Party fuera posible.