¿En qué puedo aprovechar mi crédito Infonavit?

Tu ahorro del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) no sólo sirve para comprar una casa, también puedes remodelar, construir o pagar la renta del lugar en el que quieres vivir. De acuerdo con información del Infonavit, los productos como Mejoravit, Arrendavit o Hipoteca Verde se adaptan a las necesidades de los trabajadores.

Estos son algunos beneficios a los que pueden acceder los trabajadores desde el Infonavit, de acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades.com:

1. Mejoravit

Se trata de un producto diseñado para que los trabajadores realicen mejoras en su hogar, impermeabilizaciones, pintura de muros o cambien muebles en cocina y baño.

Va de 3,671 a 51 mil 405 pesos, con una duración de 12, 18, 24 o 30 meses. Para poder tramitarlo es necesario estar afiliado al Infonavit. Además, al igual que el crédito tradicional, se descuenta directamente de la nómina según el monto y el plazo elegidos.

2. Arrendavit

Es la propuesta del Infonavit para atender la vivienda en renta y además es una de las opciones para arrendadores que no cuentan con aval, además de que no es necesario contar con depósito ni fianza. Para tramitarlo, es necesario haber cotizado durante al menos dos meses.

Con este producto, el monto de la renta no podrá ser mayor a 25% del salario y el plazo de arrendamiento debe ser de un año. Bajo este esquema el saldo de la subcuenta queda como garantía en caso de incumplimiento de pago y con esto no se cancela el derecho a contratar una hipoteca en el futuro.

3. Infonavit- tu propia obra

Esta opción, vigente en todo el país desde abril de 2017, es ideal para quienes ya cuentan con un terreno y desean edificar, o bien para quienes están casados con alguna persona que posee un espacio para hacerlo.

La obra, que debe durar máximo 180 días, debe estar en una zona urbanizada y contar con todos los servicios básicos. Además, debe estar alejado de depósitos de combustibles o líneas de alta tensión, ni sobre fallas geológicas o rellenos sanitarios.

Finalmente, el espacio debe estar al corriente en pagos de predial y agua, así como contar con escritura o título de propiedad.

4. Hipoteca Verde

Se trata de un monto adicional que presta la institución para que el trabajador adquiera tecnologías que favorezcan al ambiente.

“De esta manera, todas las viviendas que se compren, construyan, amplíen o remodelen con un crédito del Instituto, deben estar o ser equipadas con ecotecnologías que te ahorren agua, luz y gas, tales como llaves, inodoros, focos, aislantes térmicos y calentadores solares, entre otros”, explica el organismo vía internet.

Los montos de este producto van de 4,590 a los 45 mil 898 pesos, esto dependerá de si la vivienda es nueva o usada o si el edificio cuenta con alguna tecnología ahorradora.

5. Segundo crédito

Al terminar de pagar el primer crédito hipotecario, los trabajadores pueden adquirir una vivienda nueva o usada con un segundo préstamo, siempre que la suma del plazo a pagar y la edad no sea mayor a 70 años. Este producto tiene una tasa fija de 10.8% y aplica para todos los niveles salariales.