9 pasos para destruir gastos hormiga en vacaciones

El verano ha comenzado y las vacaciones se hacen presentes para disfrutar unos días de descanso. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) el 44% de los mexicanos toma sus vacaciones en esta época, y un 42% de los paseantes destina de 5 a 15 mil pesos por persona para vacacionar.

Si tienes planeado un viaje pronto, lo recomendable es destinar un presupuesto extra para comprar ciertos artículos según el lugar a visitar y la temporada; por ejemplo accesorios de playa o camping. De no contar con esta cantidad estimada, puedes generar pequeñas fugas de dinero mejor conocidas como gastos hormiga. Con el paso de los días, estos desembolsos terminan por desajustar tu presupuesto del viaje y limitan el potencial de tu estancia.

Para evitar los gastos no contemplados del verano, considera las siguientes recomendaciones.

1. Identifica tu plan de viaje

¿Vas de diversión o descanso?, esta pregunta es clave para la estructura del ahorro y tu presupuesto vacacional. En el caso de ser un paseo de descanso, puedes optar por un paquete todo incluido para disfrutar de las áreas y gastronomía que ofrece el hotel, así ahorras en alimentos fuera y traslados adicionales. Por otro lado, si lo que tienes planeado es realizar deportes y conocer distintos puntos del destino, contempla con anticipación el costo de servicios, entradas a lugares de interés y/o vida nocturna, según tu plan vacacional.

2. Investiga tu destino

Obtén la mayor información del destino a visitar. Existen aplicaciones gratuitas como Google Trips que permiten planificar tus vacaciones desde tu móvil. Incluso puedes descargar mapas y guías de viaje, además esta app te ofrece recomendaciones gastronómicas del sitio. De este modo ahorrarás en los tours y conocerás lugares nuevos por tu cuenta, lo que puede resultar toda una aventura.

3. Monitorea tu presupuesto

Hoy en día podemos encontrar diversas aplicaciones móviles que ayudan a planificar los gastos vacacionales. Entre ellas se encuentran Fintonic, Contamoney y el planificador de presupuesto de la Condusef, las cuales son gratuitas y permiten llevar un control de tus egresos en días de receso.

4. Haz lista de compras y anticípate

Un gasto hormiga habitual es comprar productos como trajes de baño o protectores solares que, en temporada vacacional, incrementan su precio. Te sugerimos enlistar los artículos necesarios y comprarlos con anticipación, de este modo no pagarás más de lo planeado por esos artículos.

5. Si vas a la playa, reinvéntate

Se estima que 8 de cada 10 mexicanos busca destinos de playa de acuerdo con datos de la plataforma de comparación de hoteles Trivago en marzo del 2017. Un traje de baño nuevo puede costar de 300 a mil pesos, saca tu ropa de playa de la temporada pasada y refréscala. Explota tu creatividad rediseñando tus trajes de baño o combinándolos con otras prendas para ahorrar en ropa que solo usarás durante unos días.

6. Cambia de alojamiento

v

Hospedarse en un hotel es muy cómodo, pero en ocasiones puede ser costoso o poco práctico. Actualmente existen otras formas de alojamiento como casas o departamentos para turistas, los cuales resultan mucho más económicos que pagar un hotel, especialmente si viajas en grupo o familia. Además, el precio puede ser negociable con el dueño o encargado y por lo general, este tipo de espacios cuentan con cocina equipada, lo cual se traduce en un ahorro si compran algunos alimentos y bebidas.

7. Aprovecha los descuentos
Si eres estudiante, aprovecha que durante la temporada vacacional algunos medios de transporte como los autobuses nacionales reducen un 50% sus precios al presentar una identificación escolar, cabe mencionar que están limitados a cierto número de descuentos por unidad. Te recomendamos comprar los boletos redondos para que evites llevarte la sorpresa de no encontrar lugares disponibles al regreso.

8. Meses sin intereses

Una ventaja de contar con una tarjeta de crédito es comprar servicios turísticos o planes vacacionales en la modalidad de meses sin intereses, ya sea en línea o físicamente. Te recomendamos no adquirir un paquete de viaje a pagos en un plazo mayor a 12 meses, debido a que llegará el próximo verano y aún tendrás la deuda adquirida con el viaje anterior. Este es un gasto hormiga común que puede evitarse usando este método de pago de forma inteligente.

9. Contempla los pequeños gastos del viaje
Comprar souvenirs y cosas típicas del lugar, por muy económicos que sean, implica un desembolso extra. Para evitar que estas fugas de dinero afectan tus finanzas, te sugerimos hacer un pequeño apartado del presupuesto para gastar en artículos locales. Evita comprar de forma impulsiva, compara precios y ahorra para acabar con los gastos hormiga.

Fuente: ComparaGuru.com