Barberías, negocios que crecen rápido como el cabello

El negocio de las barberías en el país ha tenido un importante crecimiento en los últimos años, gracias al lanzamiento de nuevos productos y a propuestas dirigidas especialmente para conquistar a los caballeros.

De acuerdo con la firma de investigación Euromonitor, el mercado de productos de belleza masculina en América Latina tiene un valor de siete mil 972 millones de dólares, y podría crecer a más de 10 mil millones en los próximos dos años.

En tanto que el negocio de las barberías en México se estimó en 326.3 millones de dólares durante el año anterior, lo que significa un crecimiento de 7.6 por ciento en comparación con 2015.

Para el representante de la empresa mexicana Mel Bros, Gilgamesh Ángeles, desde hace unos seis años se ha visto un crecimiento muy fuerte en cuanto a la apertura de barberías en el país, y en general en todo el mundo.

“Este servicio ha crecido en los últimos seis años, en done la mayoría de los hombres buscan cortes clásicos para ir a trabajar, o tener una barba limpia y que luzca bien. Ha gustado bastante este concepto y crece en todo el país”

En entrevista con Notimex, comentó que Mel Bros cuenta con una línea de productos para caballero amplia, e incluso son creadores del bálsamo de crecimiento para barba y bigote, el cual se comercializa en el continente y en algunos países europeos.

Mientras que a partir de este año la empresa busca expandir su modelo negocio con franquicias de barberías, las cuales se pueden iniciar con una inversión de un millón de pesos, dependiendo el lugar y el tamaño del local.

“Antes solamente teníamos el negocio de productos de belleza para hombres, que se puede iniciar con una inversión mínima de 500 mil pesos; pero ahora estamos arrancando con barberías, ante el crecimiento que hemos visto en México”, detalló.

Para Ernesto Chávez, un cliente asiduo de la Barbería Pereira, la cual pertenece al futbolista mexicano Jair Pereira, desde que conoció este tipo de negocios ya no ha dejado de asistir a ellos, a pesar de que el costo es mucho mayor comparado con una estética.

Y es que, explica, en promedio gasta entre 200 y 400 pesos cada vez que asiste a una barbería, dependiendo si solamente se hace un corte de cabello, si se recorta la barba, o si se pone algún tratamiento anti-caída o de crecimiento rápido.

“Hasta hace algunos años había muy pocas barberías, si querías un corte o que te arreglaran la barba tenías que ir a una estética, aunque los resultados no eran tan buenos porque te los hacía alguien que no era especialista”.

Pero en este tipo de negocios “además de que el trato es muy bueno, ya que en algunos incluso te reciben con agua, vino o cerveza; mientras esperas puedes jugar billar o a los dardos, por lo que no te duele invertir en el look que siempre has querido”, puntualizó.