Gerentes de e-commerce son los héroes del siglo XXI

RODRIGO MARTÍN
Director de Contversion

Hablar hoy de superhéroes, para muchos, no es una fantasía. Algunos los ven a menudo y saben que existen, otros trabajan a diario de la mano con ellos, aunque no saben que poseen un don especial. Para los que llevamos varios años en el sector digital y nos hemos encontrado con varios seres de esta especie, no es una sorpresa. Son los gerentes de ecommerce, los héroes sin capa del siglo XXI.

Son personas que se caracterizan por tener la capacidad de gestionar ellos solos un negocio digital o una tienda en línea. Realizan todo tipo de actividades, desde el mantenimiento del sitio hasta el community management o el servicio de atención al cliente. Todo en uno.

Es importante apostar por el talento como uno de los ingredientes principales para lograr el éxito de la receta del éxito, siempre acompañado de la transformación digital y la apuesta por la tecnología y la data; sin embargo, en materia de talento, México reprueba. Y no por falta de él, sino por la ausencia de recursos destinados a contratar perfiles diferenciales con cualidades y que quieran impulsar el negocio digital. Se buscan trabajadores que sepan hacer todo, al menor costo.

En LinkedIn encontramos ofertas de este tipo. Todas tienen un rasgo común: muchas capacidades y un salario bajo. Se piden conocimientos de redes sociales, SEO, SEM, CRM, Analytics, Diseño web, Administración y manejo de ERP. Todo por 15 mil pesos brutos al mes. Imagino que aún seguirán en la búsqueda.

El hecho de apostar por talento joven no está reñido con que haya líderes con experiencia que sean capaces de formar y dirigir a quienes vienen por debajo. Ha de ser una mezcla de ambas cosas: los perfiles senior deben poder delegar una parte del trabajo para poder dedicarse a temas estratégicos, y estos perfiles más junior deben empezar desde los cimientos, entendiendo el negocio desde sus diferentes capas y dotándoles de proyección profesional dentro de la empresa. Experiencia y formación, ha de ser la combinación.

►TE PUEDE INTERESAR► CONOCE LA RECETA DE LAS 3 T'S PARA UN NEGOCIO ONLINE

Sin embargo, el problema no nace solo de la falta de inversión en las empresas, sino de la carencia del conocimiento de los perfiles que se solicitan. Si desde los puestos de dirección no se tiene un conocimiento de lo que debe aportar cada departamento, es difícil saber dimensionar las necesidades y encontrar recursos adecuados. No es posible que una persona sepa a la perfección SEM, SEO, CRM, Redes Sociales, Analytics y Diseño Web. Y si lo hay, no por los salarios actuales.

Los superhéroes del siglo XXI tienen otra virtud adicional: además de estar solos y dirigir todo el negocio, poseen presupuestos bajos. Ha de conseguir un negocio rentable en poco tiempo, da igual si la marca es nueva o el producto aún desconocido. Están marcados por el cortoplacismo.

Desde las agencias, el fenómeno de los superhéroes digitales debe verse como una oportunidad, ya que son ellas las que deben funcionar como una extensión del equipo digital del cliente, entre otras cosas, porque el gerente de e-commerce no tiene más a lo que agarrarse. Deben inmiscuirse de lleno en el negocio, conocer al cliente y ejercer de socio. Así es como se alimentan las relaciones a largo plazo y no los proyectos cortos.

Las agencias, por tanto, deben mutar y pasar de ser simples empresas de publicidad o centrales de medios a ser verdaderos partners de negocio. Si la agencia entiende las necesidades del cliente y aporta su expertise digital, la combinación suele resultar exitosa. A esto es a lo que debemos aspirar todos, agencias y clientes, y en eso trabajamos.