Marco regulatorio impide establecimiento de empresas

La complejidad del marco regulatorio en todos los niveles de gobierno en México ha sido desde hace algunos años un obstáculo al establecimiento y operación de las empresas productivas en el país, señaló el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Consideró que parte del problema de tener un sector productivo informal de tamaño considerable y la existencia de actos de corrupción administrativa, se derivan de la sobrerregulación de los procesos productivos.

Ante ello, a lo largo del tiempo, el organismo de investigación y análisis del sector privado ha promovido y apoyado el proceso de mejora regulatoria para elevar la calidad del marco regulatorio en las entidades federativas.

Ello, con el objetivo de impulsar el establecimiento de las empresas y facilitar la operación de las ya existentes, toda vez que constituyen la principal fuente de empleo e ingreso de los hogares, argumentó en su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”.

Así, desde 1998, el CEESP analiza este tema a través de su “Encuesta sobre la calidad del marco regulatorio en las entidades federativas”, en la que ha hecho evidente el esfuerzo realizado por los estados en esta materia, así como la percepción de los empresarios sobre su efectividad.

Esto, con el objetivo, por una parte, de impulsar una competencia constructiva y, por otro, facilitar el conocimiento de las mejores prácticas nacionales, comentó.

Explicó que esta investigación tiene como meta brindar información objetiva para evaluar la situación de los estados en regulación y actualmente el CEESP la actualiza, pero ahora dirigida principalmente a los municipios, donde se han reportado serios problemas en la materia.

Si bien a nivel estatal y en trámites federales hay avances importantes, es fundamental que en los municipios se pueda homologar esta eficiencia para facilitar la creación de nuevas empresas y la fortaleza operativa de las ya existentes, subrayó.

De los primeros resultados de la “Encuesta sobre mejora regulatoria, gobernabilidad y buen gobierno en los principales municipios de México”, que el CEESP comenzó a trabajar en 2014, resalta que el nivel promedio de satisfacción general de los servicios que prestan los gobiernos de las localidades de los 56 municipios considerados en su primer levantamiento fue de 61 puntos (escala de cero a 100).

Destacó que el municipio con mayor nivel de satisfacción fue Guasave (Sinaloa) y el de menor satisfacción fue Centla (Tabasco).

Asimismo, se identificó que de ocho servicios seleccionados, el peor calificado fue el de seguridad pública, mientras que en relación con la honestidad de actores relevantes en la gestión y resolución de trámites, la peor calificación la obtuvieron los encargados de compras del gobierno.

En la actualidad, el CEESP trabaja en la ampliación de la muestra a un universo de 224 municipios considerando la medición de tres diferentes categorías: trámites, corrupción e índice de población.

Asimismo, en colaboración con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y con el apoyo de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), se desarrolla el Indicador Subnacional de Mejora Regulatoria, parte esencial del nuevo Observatorio Nacional de Mejora Regulatoria.

Dicho índice, señaló, permitirá dar seguimiento a los avances que se vayan dando en materia de regulación en los estados y municipios, pues lo que se puede medir se puede mejorar.