Renault busca nuevo récord de ventas

La automotriz francesa Renault prevé alcanzar una nueva cifra récord en 2017, con un volumen de ventas similar al del año pasado, cuando estableció una máximo de 30 mil unidades.

El vicepresidente senior de la Región de las Américas de la marca, Olivier Marguet, aseguró que con dicho nivel, el mercado mexicano representó 8.0% de las ventas totales de la empresa a nivel global en 2016.

Destacó que la situación económica de México va al alza y las cifras que reporta la industria automotriz de un país son el termómetro de la economía, por lo que las expectativas para este mercado son positivas.

"Cuando ves el pasado y el futuro, México está en un ritmo ascendente, el mercado de coches que es un indicador fuerte de la salud económica de un país está creciendo desde hace tres o cuatro años bastante fuerte... Es un gran mercado en el mundo, significa que hay consumo, que la economía se está desarrollando", dijo.

En conferencia de prensa, el directivo subrayó su optimismo por el desarrollo económico del país y de toda la región latinoamericana, debido a que después de momentos de crisis (como el de Brasil), la perspectiva es positiva.

Explicó que para evitar un fuerte impacto del tipo de cambio en los precios de los autos Renault, la empresa produce las unidades en otros países de Latinoamérica, a fin de tener una menor exposición a las variaciones del mercado cambiario.

Añadió que la estrategia en México se enfocará en el segmento SUV, que ya representa 75 por ciento del volumen de ventas, y es donde tienen ventajas competitivas, además que mantiene una tendencia de crecimiento.

El directivo de la marca francesa no descartó la posibilidad de que en un futuro la empresa pueda tener una fábrica de producción en México.

Explicó que por ahora cuenta con tres plantas en Brasil, una en Argentina y una en Chile, con las que tiene capacidad de seguir produciendo, pero una vez que se llegue a tope y necesite ampliar la capacidad de producción, analizarán las diversas posibilidades.

Una de ellas será la de explorar la producción con sus aliados de Nissan y otra será analizar abrir una nueva planta y "México está en la misma mesa que otros países en América Latina".