Toshiba presenta resultados decepcionantes de 2016

El gigante tecnológico Toshiba señaló que para el año fiscal 2016 registró una pérdida neta récord de 965 mil 360 millones de yenes (ocho mil 777 millones de dólares), el mayor de todos los tiempos para un fabricante japonés.

Estas pérdidas se sitúan dentro de las estimaciones ofrecidas por la compañía y son más del doble de las registradas en 2015, cuando todavía trataba de reponerse del escándalo de manipulación por el que sobrestimó sus ingresos por ventas entre 2007 y 2014.

El conglomerado japonés también reportó los resultados de sus ganancias para el período abril-junio para el año fiscal 2017, registrando una ganancia operativa del grupo de 96 mil 690 millones de yenes, un récord para el trimestre y casi seis veces mayor que el año anterior.

La compañía de electrónica e infraestructura publicó el informe tras obtener un aprobado parcial de sus auditores y de retrasar en tres ocasiones sus resultados de dicho período, lo que puede permitir al conglomerado eludir su retirada de negociación en la Bolsa de Tokio.

La multinacional japonesa, que había aplazado la publicación de sus resultados hasta en tres ocasiones, explicó que estas pérdidas se explican fundamentalmente por el impacto negativo de 1.24 billones de yenes en Westinghouse, su filial de energía nuclear en Estados Unidos.

Los reguladores dieron como plazo hasta este jueves para que la compañía presentara sus resultados del ejercicio fiscal de 2016, que finalizó el 31 de marzo, a riesgo de ser expulsada de la plaza bursátil, una eventualidad que Toshiba evitó, al menos por el momento.

Pese a las cuantiosas pérdidas netas, el conglomerado obtuvo en el ejercicio de 2016 un beneficio operativo de 270 mil 788 millones de yenes (dos mil 460 millones de dólares), tras las pérdidas operativas de casi el doble de 2015.

Su facturación se redujo, por su parte, 5.5% hasta los 4.87 billones de yenes (44 mil 254 millones de dólares), sobre todo ante la desconsolidación de Westinghouse de la matriz y pese a las "elevadas ventas" de su segmento de Memorias y discos de almacenamiento, que aumentaron un ocho por ciento.