Avances tecnológicos, ¿mejorarán el mercado laboral?

La empresa Dell Technologies informó que el 85% de los empleos del año 2030 todavía no han sido creados, ya que eso pone en evidencia la incertidumbre que los cambios y avances tecnológicos generan en el mercado laboral. Lo que sí tienen claro los expertos es que la mayoría de las empresas girarán en torno a la tecnología, asimismo, la actividad laboral y las relaciones de los trabajadores con sus empleadores van a cambiar de forma radical en las próximas décadas.

La inteligencia artificial, la robótica, la realidad virtual y la realidad aumentada ofrecerán un panorama que en nada se parecerá al que teníamos hace apenas unos años.

Sin embargo, la tecnología no puede contemplarse como la gran amenaza para el empleo, sino como la herramienta que modificará los actuales sistemas productivos y que ofrecerá nuevas propuestas dentro del mercado laboral.

TE PUEDE INTERESAR ► ESTOS SON LOS MEJORES EMPLEOS ONLINE

El informe realizado por Dell Technologies apunta en este sentido sobre las nuevas necesidades que aparecerán tras la consolidación de los actuales procesos tecnológicos, ya que se prevé una mayor demanda de profesionales con habilidades creativas.

Asimismo, esta selección profesional no se concretará a través de entrevistas personales, sino mediante el uso de tecnologías avanzadas, basadas en datos. Hasta el punto de que las organizaciones y compañías podrán encontrar y emplear a talentos de todo el mundo, gracias a un conjunto de logaritmos.

Dentro de algunos años, las actividades no se realizarán en las fábricas y oficinas, sino dónde se considere que esas tareas son más productivas, como puede ser en muchos casos el propio domicilio del trabajador.

Los empleos que hoy todavía no conocemos surgirán de improviso, a una velocidad hasta ahora desconocida, y los candidatos a esos puestos deberán adaptarse y aprender sobre la marcha el funcionamiento de las nuevas tecnologías: realidad aumentada, la realidad virtual.

Por otro lado, en definitiva los empresarios temen porque su negocio pueda quedarse obsoleto en los próximos años, si no lleva a cabo una transformación digital y tecnológica.