Innovación, clave del éxito para mexicanos fuertes

Las empresas mexicanas son el resultado de esfuerzo, pasión y compromiso, coincidieron cuatro destacados empresarios fuertes que lideran compañías que han logrado entrar al mercado internacional. Sin embargo, nada de esto hubiera sido posible sin la innovación y aprender de sus fracasos.

Juan Domingo Beckmann, Director General de José Cuervo desde 2002, la empresa más antigua de México con un legado familiar de 11 generaciones, destacó que el miedo debe ser un sentimiento presente al momento de hacer negocios, ya que ayuda a tomar los riesgos necesarios.

En ese sentido, recordó que hace 20 años los productos de José Cuervo se distribuían a través de terceros. Cuando deciden dar el salto para hacerlo ellos mismos (2012) se enfrentaron a una barrera.

“Todo el mundo nos decía que no lo íbamos a lograr, pero teníamos dos opciones: vender o tomar decisiones riesgosas. Optamos por tomar los riesgos necesarios y hemos alcanzado nuestras metas”, afirmó.

De acuerdo con la firma IWSR, poseedora de la mayor base de datos del mercado de bebidas alcohólicas en el mundo, José Cuervo tiene 29.7% del volumen de venta de tequila a nivel mundial y posee tres de las cinco marcas más vendidas de ese producto: José Cuervo, 1800 y Centenario.

Durante su participación en el Foro Estrategia Banorte 2017, el empresario estuvo acompañado de José Antonio Chedraui, Director General de Grupo Comercial Chedraui; Alejandro Ramírez, Director General de Cinépolis y Blanca Treviño, Presidenta y Directora General de Softek.

Al respecto, Chedraui comentó que cuando abrieron la primera tienda en 1970, no tenían ninguna garantía de que funcionaría, a pesar de que el empresario es heredero de una familia con gran experiencia en el retail.

“En el mundo de los negocios no hay garantía de tener éxito, pero hemos aprendido que de lo único que sí tenemos garantía es que, si no lo intentas seguro vas a fracasar”.

Compartió que la innovación ha sido crucial para alcanzar el éxito, pues en su experiencia “es mejor tener miedo a equivocarnos que tener miedo a intentarlo”.

En la actualidad, Grupo Chedraui cuenta en sus filas con más de 41 mil colaboradores y sus ventas fueron superiores a los 4 mil 800 millones de dólares al cierre de marzo de 2017.

Por su parte, Alejandro Ramírez, el hombre a cargo de Cinépolis, reconoció que la empresa ha sabido aprovechar la innovación en muchas formas. Por principio, al exportar salas de cine mexicanas a todo el mundo, en introducir salas tipo estadio, desarrollar el concepto de servicio de bar y restaurante, además de introducir las salas VIP, la tecnología 4DX y las salas para niños.

“Durante todos estos años hemos aprovechado las nuevas reglas del juego para cambiar el paradigma. No ha sido fácil, pero hemos hecho las cosas de diferente manera, hemos aceptado el cambio y nos hemos adaptado a él”, compartió.

Hoy, Cinépolis es la cadena de cines más importante de México. Las estimaciones de la empresa prevén que para finales de 2017 podría tener una participación del 70% del mercado.

Al cuestionarle sobre su competencia y la penetración del servicio de streaming, el empresario se mostró optimista ya que “el cine siempre será un elemento clave en la sociedad. A todos nos gusta salir a ver una película y eso no lo va a cambiar nadie”.

En su intervención, Blanca Treviño, Presidenta y Directora General de Softek, destacó la importancia de apoyar a los jóvenes, pues ellos serán parte de las generaciones de empresarios fuertes que harán de México un mejor país.

“Estamos en el mejor momento para ofrecerle a los jóvenes una esperanza y ayudarles a crear grandes empresas”, comentó.

En cuanto al tema de equidad de género, la empresaria aseguró sentirse privilegiada de que nunca ha sido rechazada en el mundo de los negocios por ser mujer.

Como parte de esta generación de empresarios jóvenes, al cierre del Panel, Carlos Hank González, Presidente del Consejo de Administración de Grupo Financiero Banorte (GFNorte), subió al escenario a compartir una experiencia personal.

Ahí, recordó la ocasión en que presentó el nuevo plan de negocios ante el Consejo de Administración, formado por empresarios con una amplia trayectoria, incluido su papá.

“Imagínense, ver a unos chavos de 30 años con planes tan ambiciosos. Nos miraban con escepticismo”, dijo.

El plan de Carlos Hank González consistía en triplicar las utilidades del Grupo en tres años. La sorpresa fue que en menos de tres años lo logró.

El Presidente del Consejo de Administración de GFNorte compartió una reflexión final con los jóvenes que serán los empresarios del futuro. “Para llegar a ser lo que queremos debemos mantener viva la motivación del primer día. Pero, lo más importante es que hay que creérsela. El principio de todo es creer que son los empresarios fuertes del México fuerte del futuro”.