5 consejos para comenzar tu historial crediticio

La conocida generación milenio carece de acceso a productos que los incluyan al mercado financiero, muestra de ello es que más de 9 millones no son sujetos de crédito, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Según el Reporte Nacional de Inclusión Financiera 2017, apenas el 28% de las mujeres y el 25% de los hombres en este rango de edad -18 a 30 años- cuentan con acceso al crédito formal, indicador que pone al resto en desventaja cuando decidan adquirir una casa o un automóvil, pues serán acreedores a tasas más altas.

Información de Nacional Financiera (Nafin) indica que la causa principal por la cual los jóvenes emprendedores son rechazados al solicitar un financiamiento, es por no tener un historial crediticio que respalde su comportamiento financiero.

Con estos consejos que LaTasa.mx., expone para comenzar mejor tu vida en los créditos

1. Adquiere una cuenta de ahorro

Así comenzarás a generar relación con una institución bancaria, lo cual formalizará tu inclusión financiera y te permitirá usar los estados de cuenta como comprobantes de ingresos si laboras de manera independiente.

2. Comienza a generar historial

No necesitas una tarjeta de crédito para comenzar tu historial crediticio, existen otros productos y servicios que reportan al Buró de Crédito. Tal es el caso de algunos planes para celular, televisión de paga, tarjetas garantizadas y departamentales, entre otros. Aprovecha su facilidad de trámite y úsalos para impactar positivamente a tu historial.

3. Realiza tus pagos de forma puntual

Si ya adquiriste un producto o servicio que será reportado en el Buró, asegúrate de comenzar tu vida crediticia con el pie derecho. Recuerda que cualquier retraso puede impactar negativamente a tu historial. No te arriesgues y sé puntual.

►TE PUEDE INTERESAR►¡CUIDADO CON LOS CRÉDITOS EXPRÉS! TIENEN MAYOR POSIBILIDAD DE FRAUDE

4. Cuida tu capacidad de pago

Diseñar un presupuesto será la clave de tu éxito financiero, pues te ayudará a definir tu capacidad de pago. Esta cantidad se calcula restándole al salario neto los gastos mensuales, tanto fijos como variables, así como un porcentaje para el ahorro. El resultado te dará un margen máximo de gasto que no perjudica tu estilo de vida.

5. Conserva tu historial

Ahora ya tienes las claves para generar un buen historial crediticio, pero lo más importante es mantenerlo. No permitas que este gran paso se vea afectado por una mala decisión financiera. Revisa tu Buró de Crédito mínimo una vez al año para llevar control de tu calificación.