VIDEO: Clientes de KFC en China pagan con sonrisas

La cadena de pollo frito KFC se ha vuelto popular en China debido a que instauró una forma de pago poco inusual, pero divertida.

Los clientes de un restaurante en Hangzhou pueden pagar su comida con tan sólo sonreír a una cámara. Esto es gracias al sistema de reconocimiento facial llamado “Smile to pay”.

Con esta forma de pagar el pollo frito, el Coronel Sanders pretende atraer a los nuevos consumidores. Yum China Holdings es la firma encargada de la realización de dicha campaña; se busca acelerar el crecimiento de la marca a pesar de los tenores de seguridad alimentaria y cambio.

¿Cómo funciona dicho pago? La máquina combina una cámara 3D y un algoritmo de detección de facciones. Los usuarios sólo tienen un par de intentos antes de que el sistema sea bloqueado y, al final, pagar por todo lo que ingeriste.

Asimismo, el sistema contiene un sofisticado algoritmo que impide que una persona se haga pasar por otra, es decir, se detectan las sombras y algunas características del rostro.