Apps de movilidad deben garantizar seguridad

Luego del caso de la desaparición y asesinato de la joven Mara Fernanda Castilla, donde se involucra a un conductor de la plataforma Cabify, el country manager de Easy, Ramón Escobar, aseveró que las aplicaciones de movilidad como Uber están obligadas a garantizar la seguridad y prevención de situaciones de riesgo, tanto para pasajeros como conductores.

“Con el uso de las tecnologías, como el machine learning o la geolocalización, se puede monitorear y controlar cada uno de los viajes. Por otro lado, los controles de confianza, el código de ética y de conducta de los conductores, así como el mismo feedback del pasajero, nos ayudan a garantizar la mayor seguridad para los clientes, ya que nos permiten tomar medidas especiales”

Llegar a casa, al trabajo o a la escuela con rapidez y evitar contratiempos es lo que más se desea, pero lo más importante es nuestra seguridad, señaló.

Ante lo complejo que es trasladarse en la ciudad, las aplicaciones de movilidad son una buena opción; sin embargo, es importante que los usuarios consideren algunas recomendaciones para llegar seguros a sus destinos.

Primero, cuando se solicite un viaje, en la aplicación deberá aparecer el nombre del conductor o conductora que lo ha aceptado, así como su fotografía, la placa y marca de su auto, por lo que cuando se ingrese al vehículo, esos datos deberán coincidir.

La app móvil de transporte Easy señala que, inclusive, si es un taxi público, los usuarios pueden localizar la tarjeta de identificación y observar los datos del conductor.

Segundo, durante el viaje hay que asegurarse que el conductor sepa a dónde exactamente se dirige, que conozca la manera de llegar ahí; en caso de que tenga una aplicación de navegación, pedirle que informe la ruta que seguirá, si ésta no conviene o agrada, el usuario estás en su derecho de sugerirle que siga la ruta que mejor considere.

Tercero
, aunque sea complicado, hay que procurar avisarle a una persona de confianza la hora de salida y hora aproximada de llegada, así como la ruta y los datos del vehículo en el que se viaja.

Cuarto, el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México publicado en 2015, argumenta que la velocidad máxima de los vehículos que circulen por carriles centrales será de 80 kilómetros por hora (km/h); en vías primarias de 50 (km/h), y en vías secundarias hasta 40 (km/h): en caso de que el conductor exceda los límites, es necesario pedirle que la disminuya.

Quinto
, si el viaje no fue lo que se esperabas, si hubo un altercado o en su caso se brindó un excelente servicio, se puede calificar al conductor o contactar al servicio a clientes para dejar una queja o hacer alguna observación.

Sexto, el cliente debe sentirse seguro que la aplicación en la que viaja responda ante cualquier incidente que pudiera haber sufrido dentro del auto o durante el traslado: debe estar dispuesta a cooperar con las autoridades para ofrecer nombres e información relevante para una posible investigación.