El compromiso de Iberdrola

Iberdrola está firmemente comprometida con el desarrollo de un modelo energético sostenible capaz de dar respuesta a un triple objetivo: económico, para garantizar un suministro competitivo, seguro y estable; social, que se resume en el acceso de todas las personas a un servicio esencial en condiciones económicas asumibles; y ambiental, que se traduce en menores emisiones y mayor eficiencia en la producción y uso de la energía, además del cumplimiento de la normativa ambiental.

Iberdrola lleva más de un siglo contribuyendo al desarrollo económico, el bienestar y la mejora de la calidad de vida de todos los territorios en los que está presente. Este compromiso con la responsabilidad social empresarial y el desarrollo sostenible han hecho al Grupo Iberdrola merecedor de prestigiosos reconocimientos y ha consolidado su competitividad a escala internacional.