IP analiza incremento paulatino al salario mínimo

El sector privado se ha pronunciado para que las personas que ganan el salario mínimo alcancen cuando menos la línea de bienestar, pero la decisión de si es en un solo impulso o paulatinamente aún se discute, afirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

En entrevista, el dirigente dijo que la propuesta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) es la misma que las demás organizaciones de la iniciativa privada han hecho, y coincide con el planteamiento del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Subrayó que mañana cuando se reúna la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), el tema se pondrá sobre la mesa y dependerá de los estudios económicos que presenten las autoridades financieras y laborales, así como los sectores obrero y patronal, para determinar si es viable un incremento de esa naturaleza.

Luego del arranque del Observatorio Nacional de Mejora Regulatoria, explicó que hay que tomar en cuanta factores como la inflación, índice que no cede y que alcanzó niveles no vistos en los últimos años, por lo que se valorará si los cambios legales que se han hecho en materia de vinculación de los salarios mínimos y otras contribuciones, como los créditos hipotecarios, no se verían impactados.

En otro tema, el presidente del CCE dijo que el sector empresarial ya se prepara para la quita ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), donde consideran importante generar los consensos y la unidad de los sectores mexicanos.

“Hay preocupación en los sectores automotriz, textil y agropecuario, por las propuestas de estacionalidad e integración estadounidense en el tema automotriz, y de disminuir la flexibilidad en el tema textil, para hacerse de materias primas que no se producen en la región”, subrayó.

Juan Pablo Castañón agregó que también los ocupa el asunto de los mecanismos de resolución de controversias que se den en el TLCAN y que pudieran desaparecer, así como darle certeza a las inversiones.

La posición de los empresarios mexicanos y del equipo de negociación del gobierno federal, refirió, es darle respuesta a las preocupaciones y propuestas de Estados Unidos, sin perder la unidad de los sectores y que ninguno sea factor de cambio.

Por otra parte y en cuanto al Fideicomiso que creó el sector privado para apoyar la reconstrucción de las zonas dañadas por los sismos del pasado mes de septiembre, informó que al corte de ayer han recaudado 143 millones 600 mil pesos y 2.7 millones de dólares, lo que en conjunto equivale a 196 millones de pesos, aproximadamente.

Aclaró que no entregarán recursos monetarios directamente sino que será en materiales y acciones necesarias para la construcción, dándoles prioridad a escuelas, hospitales, clínicas y monumentos históricos e iglesias de las zonas de Chiapas y Oaxaca, y después en los demás estados y municipios afectados.

Refirió que con los recursos de ese Fideicomiso se harán contrataciones con fundaciones y se analizan las cadenas de valor del sector de la construcción, lo cual se hará municipio por municipio.

También adelantó que vigilarán las tarjetas del gobierno federal para la reconstrucción, por lo cual verificará que se apliquen de verdad en la reconstrucción y evitarán además elevar precios de insumos de construcción.