Bebidas bajas en calorías, el negocio para Coca Cola

El aumento de las ventas despierta el optimismo de que Coca-Cola pueda hacer frente a un rápido cambio en los hábitos de los consumidores, quienes evitan las bebidas azucaradas.

La compañía planea reformular más de 500 productos este año ya que está agregando rápidamente bebidas a su cartera; Coca-Cola adquirió Topo Chico, una marca de agua con gas, y lanzó un café listo para beber con Dunkin’ Donuts.

Coca-Cola anunció este miércoles resultados trimestrales mejor que los previstos, debido a una reducción de sus costos que le ha permitido compensar la disminución en la venta de sus más famosas bebidas.

El beneficio neto ha subido 38,3% a 1.450 millones de dólares en el tercer trimestre, que cerró en septiembre; eso se traduce en un beneficio por acción ajustado, referencia en América del Norte de 50 centavos contra los 49 que esperaban de media los mercados financieros, así mismo La compañía logró disminuir sus costos operacionales 20% en un año.

Su facturación, sin embargo, cayó 14,6% a 9.100 millones de dólares debido a menores volúmenes de venta y a la cesión a franquicias de las operaciones de embotellamiento.

Coca-Cola también confirmó este miércoles sus objetivos financieros anuales, con un beneficio ajustado por acción estable comparado con el de 2016, que fue de 1,91 dólares.