América Móvil dará batalla por tarifas de interconexión

América Móvil, de Carlos Slim, dijo que las tarifas de terminación de llamadas que el regulador del sector autorizó para 2018 constituyen un "subsidio" para sus rivales y analiza recursos legales para combatirlas.

Hace algunos días, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) fijó las tarifas que las empresas deberán pagar entre sí durante 2018 por las llamadas que corren por sus redes móviles. Estas son más altas para América Móvil, pues fue declarado el jugador "preponderante" del sector.

"Telcel analiza los medios de impugnación a su alcance para continuar su defensa frente a subsidios regulatorios injustificados, así como para que se le compense de los daños y perjuicios ocasionados por dichos subsidios", dijo la firma en un comunicado

América Móvil, que desde 2014 tiene una regulación asimétrica, dijo que tendrá que pagar un 295% más que lo que pagarán sus competidores por el mismo servicio, una diferencia mucho mayor a la vigente en otras partes del mundo.

En el documento descartó que la tarifa que tengan que pagar sus competidores tenga un impacto para el consumidor, al afirmar que es falso qué la eliminación de la “tarifa cero” afecte los precios a los consumidores o la permanencia en el mercado de beneficios como los planes ilimitados de voz, mismos que son cada vez más comunes internacionalmente para beneficio de los usuarios.